Zonas inaccesibles, las afectadas por incendios

Buena parte de incendios en Los Chimalapas están afectando zonas inaccesibles

Los fuertes incendios forestales presentados en los últimos días en los Chimalapas, región del Istmo de Tehuantepec, tienen orígenes inexplicables porque se están registrando en zonas inaccesibles, afirmó el coordinador general de Maderas del Pueblo del Sureste, Miguel Ángel García Aguirre.

El activista explicó que las conflagraciones registradas en Río Blanco, Cerro Baúl y Sierra Atravesada resultan extrañas, porque se están presentando en el corazón de la selva alta, donde no existen accesos.

En mayo de 1998 –detalló–, se presentaron 68 incendios forestales en tres franjas, una horizontal de aproximadamente 80 kilómetros de oriente a poniente, otra vertical de norte a sur y otra diagonal en el extremo noreste de Chimalapas, que afectaron el corazón de la selva alta y los bosques de niebla, en lugares totalmente inaccesibles, donde no existen poblados ni actividad agrícola y ganadera.

Incluso, subrayó que el entonces gobernador de Texas, George Bush declaró emergencia sanitaria en su estado ante el enorme volumen de humo llegado a causa de las conflagraciones y hasta pidió al gobierno de su país ofrecer ayuda técnica y material a México.

Mencionó que en la extinción de los 68 incendios forestales en alrededor de 100 mil hectáreas participaron mil comuneros de los Chimalapas, tres brigadas y 10 técnicos especializados de la entonces Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (Semarnap), más de mil soldados del Ejército Mexicano, 25 técnicos de MPS, 20 técnicos estadounidenses, ocho helicópteros y un avión con cámara infrarroja.

Sin embargo, dijo que el entonces presidente Ernesto Zedillo y la titular de la Semarnap, Julia Carabias atribuyeron sorpresivamente el origen de los incendios forestales al narcotráfico, para presuntamente poder desarrollar sus actividades en los Chimalapas