Enferman hospitales por recortes

Agencia ReformaAgencia Reforma

Los recortes, respecto al presupuesto de 2018, van de los 10 a los 93 millones de pesos en seis institutos y hospitales de alta especialidad

CIUDAD DE MÉXICO.- Los hospitales de alta especialidad resienten este año los efectos de los recortes a su gasto de operación, las restricciones en materia de plazas eventuales y los reclamos de médicos residentes por retraso de pagos.

Los recortes, respecto al presupuesto de 2018, van de los 10 a los 93 millones de pesos en seis institutos y hospitales de alta especialidad.

Se trata de los institutos nacionales de Cancerología (INCan), Nutrición, Neurología, Perinatología y de Enfermedades Respiratorias, (INER) y el Hospital General Manuel Gea González.

El INCan y el INER son los que tuvieron los ajustes más severos. Al primero le recortaron poco más de 93 millones de pesos y al segundo 91 millones, en ambos casos equivalentes a una reducción presupuestal de 7 por ciento.

En otros nosocomios el mayor impacto ha estado relacionado con la restricción para la ocupación de plazas eventuales.

De acuerdo con la Unidad de Administración y Finanzas de la Secretaría de Salud, existen 87 mil plazas de eventuales entre el personal de salud. La Ssa ha reconocido que su utilización se ha restringido.

En el Hospital Infantil de México se redujo en 100 el número de esas plazas.

"La parte que más nos ha afectado es todo lo relacionado con personal que es indispensable, de turnos extras, suplencias y lo que se conoce como outsourcing, que ya teníamos muchos años con ellos y esa parte desapareció por completo y sí afectó, sin duda, la parte operativa", indicó en entrevista Jaime Nieto Zermeño, director del nosocomio

A raíz de la protesta de residentes, el personal de base en el hospital fue insuficiente para resolver lo habitual, se enfocó a atender lo urgente, la hospitalización, y canceló la consulta externa reprogramable durante dos días.

Judith Méndez, especialista en finanzas y salud del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP), señaló que parte del problema consiste en que el Presupuesto de Egresos de la Federación para2019 parece haberse diseñado de manera inercial.

Los recursos, reprochó, se asignan sin contemplar variables como la transición epidemiológica, cuántos enfermos hay, cuánto cuestan las enfermedades.

"Necesitan unirse muchas variables: presupuesto, diseño, evaluación, seguimiento de los recursos", remarcó.