Caso Bety Cariño, 9 años de impunidad

Omar Zárate Esparza, viudo de Bety Cariño, exige justicia a nueve años del asesinato de la activista

A casi nueve años del homicidio de la activista Alberta “Bety” Cariño Trujillo, ninguno de los siete detenidos ha sido sentenciado, sino por el contrario tres han quedado en libertad recientemente, ante la falta de protección a testigos y sobrevivientes.

“El Estado mexicano ha brillado por su ausencia”, afirmó Omar Zárate Esparza, viudo de la víctima.

Explicó que tres de los arrestados, Rufino Juárez Hernández, Faustino Vásquez Martínez y Juan Macario Bautista Ramírez, todos ellos miembros de la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort), estaban procesados en el Juzgado de Garantías de Huajuapan de León, por el delito de homicidio calificado con alevosía, ventaja y premeditación, dentro de la causa penal 257/2012.

Sin embargo, observó que Juárez Hernández y Vásquez Martínez quedaron exonerados de las acusaciones, porque ninguno de los sobrevivientes y testigos se presentaron a declarar por la falta de mecanismos de protección, ante las amenazas de muerte de otros miembros de la Ubisort.

Incluso, mencionó que la Fiscalía General del Estado se convirtió en hostigador y persecutor de los sobrevivientes y testigos para presentarse a declarar, a pesar de no ofrecer ninguna protección.

Además, detalló que otro de los detenidos, Bautista Ramírez, salió libre del Consejo de Tutela para Menores Infractores, aparentemente después de cubrir una fianza.

“Es lo más grave, que haya salido pagando una garantía, por no haberse presentado testigos”, añadió.

Subrayó que la familia y compañeros de “Bety” Cariño solicitaron una audiencia con el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez, desde diciembre del año pasado, para dar a conocer el riesgo de la liberación de los detenidos, pero hasta ahora no se ha concretado.

Sigue preso

A pesar de ser exonerado por el caso, el ex dirigente de la Ubisort, Rufino Juárez Hernández continúa aún en la cárcel, al estar procesado por otros delitos.