Deudas atrapan al Sistema anticorrupción

En su primer año, el Sistema Estatal de Combate a la Corrupción acabó endeudado y con déficit presupuestal

En su primer año, el Sistema Estatal de Combate a la Corrupción acabó endeudado y con déficit presupuestal.

Al cierre de 2018, este órgano reportó pasivos por más de un millón de pesos.

“Corresponden a los pagos de retenciones de impuestos, retenciones de seguridad social por pagar y transferencias internas por pagar a corto plazo, durante el ejercicio fiscal 2018 con varios proveedores y prestadores de servicios por pagar a corto plazo, así como la adquisición de bienes y contratación de servicios por pagar a corto plazo”, expuso en su informe financiero anual.

De acuerdo con el desglose de esta deuda, la mayor proporción es con proveedores, la cual ascendió a 968 mil 983 pesos.

El resto de los pasivos corresponde a impuestos por pagar que rebasaron los 107 mil pesos, préstamos interinstitucionales por 98 mil 213 pesos, prestaciones de seguridad social por 5 mil 869 pesos

Por otro lado, el Sistema Estatal anticorrupción reportó que sus gastos superaron a sus ingresos.

“En el Estado de Actividades en el período comprendido del 01 de Julio al 31 de Diciembre del 2018, refleja un Desahorro Neto del Ejercicio por la cantidad de $85,816 (ochenta y cinco mil ochocientos dieciséis pesos), debido a diferentes pagos que no se han reflejado en el sistema SEFIP”, refirió en el informe.

Este órgano expuso que ingresos, al 31 de diciembre de 2018, fueron por 8 millones 922 mil 510 pesos; sin embargo sus gastos ascendieron a 9 millones 8 mil 326 pesos, que corresponden a “recursos que fueron comprometidos y devengados en los rubros de: Servicios personales, Materiales y Suministros, Servicios Generales, así como la adquisición de bienes y contratación de servicios durante el periodo: julio- diciembre 2018”.

El Sistema Estatal de Combate a la Corrupción se constituyó el 31 de enero de 2018, con la instalación de su Comité Coordinador, el cual está compuesto por los titulares del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), el Consejo de la Judicatura, la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, el Comité de Participación Ciudadana, el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (OSFEO), la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental y el Tribunal Administrativo.