Feminicidio, delito imparable

Agencia ReformaAgencia Reforma

La muerte violenta de mujeres por razones de género está tipificada como feminicidio a nivel estatal y federal

CIUDAD DE MÉXICO.- Las víctimas de feminicidio aumentaron 30.1 por ciento en marzo, en comparación con febrero.

Cifras oficiales indican que el pasado Mes de la Mujer hubo 95 víctimas de ese delito en todo el país, mientras que el mes previo sumaron 73, una diferencia de 22 mujeres asesinadas.

Si marzo de este año se compara con el mismo mes de 2018, que tuvo 71 víctimas de feminicidio, el aumento es todavía mayor, de 33.8 por ciento.

La muerte violenta de mujeres por razones de género está tipificada como feminicidio a nivel estatal y federal, y es considerada la forma más extrema de violencia contra la mujer.

Organizaciones y activistas han insistido en que si bien está tipificado en todo el país, los ministerios públicos lo siguen clasificando como otro tipo de homicidio, por lo que hay un importante subregistro de casos.

En los primeros cuatro meses de 2019, las procuradurías y fiscalías contabilizaron 342 víctimas de feminicidio, un promedio de 3 al día.

Este último promedio no contempla a las víctimas mujeres por homicidio doloso.

El primer trimestre de 2019, el país sumó 244 víctimas de feminicidio, cifra 17 por ciento mayor a la registrada en el mismo periodo de 2018, que acumuló 208.

Durante marzo, el Gobierno federal presentó el denominado Plan de acciones emergentes para garantizar, la integridad, la seguridad y la vida de las mujeres y niñas en México.

Reconocen lucha

Tres madres que por años han luchado por obtener justicia en casos de feminicidios y desapariciones fueron reconocidas por el Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social.

Conmovida al recordar a Pamela Gallardo, Carmela Volante sólo fue capaz de decir que ha sido un arduo caminar sin justicia desde 5 de noviembre de 2017, cuando su hija desapareció en la Ciudad de México.

Otra de las galardonadas fue Silvia Vargas Velasco, quien lleva cinco años tratando que las autoridades del Estado de México reclasifiquen el caso de su hija María Fernanda Catalina Rico Vargas, de suicidio a feminicidio.

El cuerpo de la joven fue hallado sin vida el 18 de abril de 2014 en el departamento donde residía con su pareja, a quien ya había dejado.

"Lo de mi hija es un feminicidio. La autoridad no lo quiere entender, acabo de obtener los últimos peritajes con los que les puedo revertir lo del suicidio", dijo.