Seguridad en Oaxaca cojea por falta de denuncia

Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

La noche, falta de iluminación convierten a calles de Oaxaca en cuevas de lobo.

La denuncia del delito es una responsabilidad ciudadana que aún no logra concretarse dentro de los comités vecinales de seguridad que adoptaron mecanismos de reacción y detención de delincuentes.

“En ocasiones, los vecinos llegan a detener al ladrón, sin embargo, tan pronto llega la patrulla se entrega a la autoridad y, desafortunadamente el vecino, por tiempo, por sentir que habrá represalias, decide no proceder con la denuncia”, explicó el presidente del Comité de Vida Vecinal (Convive) de Jalatlaco, Arnel Cruz Salazar.

Hace un par de años, Jalatlaco decidió organizarse para poner un alto a la delincuencia que acechaba la zona. Colocaron botones de pánico y adquirieron silbatos para pedir ayuda y convocar a reunirse para enfrentar a algún asaltante. Con la intervención de la policía municipal, los resultados fueron positivos para disminuir las incidencias, sin embargo, no para sancionar a los delincuentes pues a pesar de la detención, a falta de denuncia les permite volver a cometer ilícitos.

“En esa parte hemos insistido con los vecinos que tengan a bien presentar su denuncia una vez que se detiene a la persona como ha sucedido en los últimos meses, no lo hemos logrado. Creemos que debe haber un trabajo conjunto con las autoridades para que se garantice que los datos personales del denunciante permanecerán en resguardo y no sufrirá represalias”, indicó Cruz Salazar.

De acuerdo con la ENVIPE 2018, en el 2017 fueron denunciados el 10.4 por ciento de los delitos cometidos en el país. De ellos el ministerio público inició averiguación previa o carpeta de investigación en 65.3 por ciento de los casos. Durante el 2017 se inició averiguación previa en el 6.8 por ciento del total de delitos. En 93.2 por ciento no hubo denuncia o no se inició averiguación previa o carpeta de investigación.

Para el caso de Oaxaca la cifra negra, es decir el porcentaje de delitos cometidos en los cuales no hubo una denuncia o no se inició averiguación previa o carpeta de investigación durante el 2017 fue del 91.3 por ciento.

Entre las razonas de las víctimas para no denunciar delitos ante las autoridades destaca la pérdida de tiempo con 34.2 por ciento y desconfianza en la autoridad con 16.5 por ciento. El 7.7 por ciento no denunció porque consideró que el trámite era largo y dificil, el 4.7 por ciento por actitud hostil de la autoridad y 1.4 por ciento por miedo a que lo extorsionaran.

De las víctimas estimadas, 44.7 por ciento manifestó que requirió 2 horas o menos realizar una denuncia ante el ministerio público. Mientras que 31.6 por ciento refirió invertir más de cuatro horas para efectuar una denuncia.