Calandrias de Tuxtepec, un año detenidas

La unión de moto-taxis 10 de abril, de San Bartolo, insiste en que se otorguen los permisos para circular por la comunidad

TUXTEPEC, OAX.-A un año de haber iniciado y suspendido el servicio de las llamadas "calandrias" en la modalidad de moto-taxis en la vecina comunidad de San Bartolo, al que se opusieron transportistas urbanos y taxistas, a la unión de la agrupación conductores y la autoridad auxiliar que en su momento apoyo dicha prestación mantienen en el limbo pues no se ha resuelto la problemática.

Pedro Román Gallardo, dirigente la unión de moto-taxis 10 de abril en dicha localidad, explicó que luego de la detención de dos unidades, se solicitó al gobierno municipal del pasado bienio un estudio de factibilidad para que pudieran concederse los permisos y las citadas "calandrias" pudieran circular dentro de la comunidad para brindar el servicio de tranporte público.

Sin embargo, debido a la presión ejercida por los grupos de transportistas, no ha sido posible llevarse a cabo ese estudio de factibilidad, lo que ha evitado que los más de 9 mil habitantes de San Bartolo carezcan del servicio de las "calandrias", que en su inicio habrían comenzado con seis unidades de las 20 que se tenían previsto poner en circulación en la comunidad de la Cuenca del Papaloapan.

De acuerdo con el proyecto inicial el servicio sólo podía ser prestado al interior de la comunidad, sin cruzar el puente vehicular que lo une con Tuxtepec, a partir del muro bulevar, y para lo cual se pensó en protocolizar la organización mediante un acta constitutiva a manera de que el viajero pudiera contar con un seguro del viajero, al igual que las unidades.

El líder aseguró que en su oportunidad el servcio colectivo a la comunidad fue avalado por la asamblea comunitaria del lugar, e incluso por quien fuera agente municipal hasta febrero de este año, Alberto López Moreno, quien en su momento dijo que este servicio era demandado y exigido por el pueblo de San Bartolo.

Recordó que esa modalidad de transporte se presta en comunidades como Santa Teresa y Pueblo Nuevo, de ahí que mostró su extrañesa porque en San Bartolo "no lo han querido permitir", ya que los habitantes consideran que lo que pagan por la tarifa del servicio de taxi y urbanos es más costoso que la cuota a pagar a "las calandrias", por lo seguirán insistiendo sobre el asunto para saber buscar anuencia de las autoridades.