"Como lo hizo Jesús, sirvan a sus hermanos": arzobispo de Oaxaca

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

El arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos rememoró ayer la Última Cena, donde emuló a Jesús al lavar y besar los pies de 12 fieles laicos que representaron a los apóstoles, y pidió a los católicos imitar ese gesto de servicio con sus hermanos.

“Sean hermanos en el servicio como enseñó Jesús a sus apóstoles”, demandó.

Durante la homilía de la misa oficiada en la catedral de la Asunción, en la que también se conmemoró la institución de la Eucaristía y del Orden Sacerdotal, el pastor religioso sostuvo que el gesto de Jesús muestra al Hijo de Dios como hermano de los apostóles, porque eso solamente lo hacían los sirvientes y los esclavos.

“Si Jesús lo hizo, también ustedes pueden ser capaces de lavar los pies a su hermano, de servir a su hermano”, asentó.

Por eso, ante decenas de fieles, expuso que el servicio en los católicos necesita ser una regla en los católicos, porque esa es la enseñanza dejada por Jesús.

“Tienen que servir al hermano, alimenten su mente y su corazón”, indicó.

Pero, aclaró que el servicio de unos a otros requiere ser de hechos, más no de palabras.

“Seamos grandes servidores, verdaderos servidores”, apuntó.

Además, requirió que el servicio se empiece en la familia y no ser candil de la calle y oscuridad de la casa.

“¿Qué le cuesta servir a alguien? Si lo hace, más grande será su amor a Dios”, apuntó.

Fe en la Eucaristía

El mitrado, también llamó la atención de los católicos para que centren su vida de fe en la Eucaristía, por ser centro y culmen de la vida cristiana.

“Tenemos muchos momentos de piedad y de religiosidad, pero nada se compara con la Eucaristía, nada la suple”, anotó.

Destacó que la Eucaristía tiene una gran importancia en la vida cristiana, porque fue instituida por Jesús en la Última Cena, en la víspera de su muerte.

“Al reunirse con sus discípulos les dicen ‘tomen y coman que esto es mi cuerpo’ y ‘tomen y beban que esta es mi sangre’. La Eucaristía, en el sentido más profundo, es Jesús”, refirió.

Además, resaltó que Jesús también instituyó el sacerdocio en la Última Cena con sus apóstoles.

“Ahí les dice ‘hagan esto en memoria mía’ y así se crea el orden sacerdotal”, agregó.

Ante esto, Vázquez Villalobos llamó a los católicos a participar con profunda fe y piedad en la Eucaristía.

“Disfruten y gocen de la Eucaristía todos los días cuando vayan a la misa, no importa quien la celebre. Hagan un esfuerzo extra para que ese encuentro con el Señor sea de alegría y de más gozo, para que se  puedan postrar ante la divinidad escondida en el pan y en el vino”, insistió.

De esta manera, dijo que los católicos crecerán en santidad y estarán más llenos de gracia, pero sobre todo, santificarán a la propia Iglesia.

“Si queremos que la Iglesia sea más santa, crezca ustedes también en santidad. La Eucaristía, los hace más antos”, terminó.

Oren por sacerdotes

En la misa, el pastor religioso también pidió a los católicos orar para que no falten los sacerdotes, porque sin sacerdotes no habrá Eucaristía.

Aunque igualmente suplicó la oración por los sacerdotes, porque “no son ejemplos, ni modelos de santidad”.

“Él único modelo es Jesucristo. Por eso, queremos su oración,  ayúdenos a ser santos”, apuntó.

Agradecimientos

Durante la misa, el arzobispo Vázquez Villalobos agradeció "a quienes viven aquí y participan en los oficios de la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Señor Jesucristo".

Pero también también dio las gracias "a quienes han venido a visitarnos y han dejado este momento para dedicárselo a Dios, llegando a esta  Catedral a vivir la cena del señor. Dios bendiga sus vacaciones y su estancia entre nosotros. Gracias por venir a Oaxaca, disfruten de ella”.