Saturada, tococirugía en el Hospital Civil de Oaxaca

A diferencia de otros años, el titular de los SSO determinó ampliar de dos a tres los días de descanso ligados a la Semana Santa

La presencia de 13 pacientes en labor de parto y sólo cinco camas disponibles en el área de tococirugía del Hospital General doctor Aurelio Valdivieso, hizo que la mañana de ayer médicos de la división de Ginecología y Obstetricia advirtieran por escrito del riesgo que representa la saturación previa a los descansos de Semana Santa.

El propio director del nosocomio, Ernesto Garzón Sánchez, reconoce en un oficio dirigido al titular de los Servicios de Salud de Oaxaca, Donato Casas Escamilla, que a partir de este lunes sólo se recibirán urgencias calificadas, ya que el paro de médicos residentes (que ayer levantaron), obras de remodelación y disminución del personal por días otorgados del 17 al 19 de abril disminuye su capacidad de atención.

A diferencia de otros años, el titular de los SSO determinó ampliar de dos a tres los días de descanso ligados a la Semana Santa, los cuales fueron autorizados por la Dirección de Administración de dicha dependencia.

Salvo en los centros de salud donde tienen suficiente personal, se dividirán el turno para ofrecer el servicio aún este miércoles, pero la mayoría limitará desde hoy su servicio a urgencias médicas.

Además, remodelan

Aunado al descanso del personal, ayer iniciaron trabajos de remodelación en el hospital Valdivieso que durarán una semana y pretenden mejoras en el área de urgencias y valoración crítica.

Dichas obras que durarán una semana buscan cumplir con parte de la cédula de acreditación del Catálogo Universal de Servicios de Salud (Causes) que permite el financiamiento de atenciones a beneficiarios del Seguro Popular.

El secretario general de la Subsección 07 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTSA), Alberto Vásquez San Germán, consideró que la saturación que se empezó a experimentar desde este lunes es un anuncio de las dificultades que se pueden enfrentar durante plena Semana Santa.

Pocos y mal aprovechados

“Es un hospital que no puede cerrar. Urgencias y tococirugía son las áreas que siempre hacen crisis. La capacidad de atención está limitada por el número de salas que hay”, destacó.

Un ejemplo es el cierre de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) que se concluyó en 2018 e incluso reportó en el segundo informe de gobierno, pero la cual sigue cerrada, sin inaugurar y “desperdiciando 12 camas”.

Además, una sala de expulsión del área de tococirugía se sigue ocupando como cuneros para los recién nacidos.

“No tenemos espacio y los que existen los tenemos mal utilizados”, expresó tras solidarizarse con los ginecólogos que por escrito advirtieron que con ese nivel de saturación no se puede brindar atención de calidad ni garantizar el derecho a la salud de las pacientes embarazadas en labor de parto.