Tragedia familiar: luto y deuda

Víctor Zarrazuela se debate entre la vida y la muerte; se encuentra internado en el Hospital de Especialidades

La vida de la familia Zarrazuela Velasco se tornó gris, luego de que los cuatro miembros sufrieran un accidente, cuando regresaban de un convivio en la localidad de San José del Progreso, en el municipio de Villa de Tututepec de Melchor Ocampo.

La familia había salido de su domicilio el sábado 6 de abril por la tarde, para asistir a un convivio en el centro de la localidad de Tututepec; los cuatro iban a bordo de su motocicleta, único medio de transporte con el que contaban.

Como era habitual, Fabiola y su esposo Víctor tomaban las precauciones necesarias para viajar con sus pequeños de 7 y 4 años de edad.

La tragedia

Todo marchaba en orden y la familia había pasado un bonito momento de convivencia junto con sus demás familiares; dieron las nueve de la noche y era hora de regresar a casa. Víctor tomó su motocicleta y abordó a sus pequeños; su esposa viajaba en la parte de atrás.

Tomaron la carretera federal 200 y avanzaron; pero a escasos metros, una camioneta con hombres a bordo invadió el carril e impactó a la familia. Personal de primeros auxilios acudió a brindar los primeros auxilios y fueron trasladados a un nosocomio, mientras los responsables, quienes al parecer habían ingerido bebidas alcohólicas, fueron asegurados por elementos policiacos.

Muere el más pequeño

El padre Víctor Zarrazuela y su hijo Víctor Gael Zarrazuela, de 4 años de edad, resultaron severamente afectados por el accidente; luego de luchar por más de 24 horas por su vida, el pequeño falleció por las graves lesiones en su cuerpo.

Mientras, el padre, de 34 años de edad, fue atendido en la Casa de Salud Barra de Navidad y posteriormente trasladado al Hospital de Especialidades en San Bartolo Coyotepec, donde actualmente se mantiene en coma.

El esposo de Fabiola era el sustento económico de la familia, y debido a que laboraba como albañil, no cuentan con seguro médico; ante esto, tuvieron que hospitalizar al menor en un hospital particular en Puerto Escondido, donde aún deben la cantidad de 101 mil pesos por darle asistencia médica.

Liberan a los responsables

Fabiola tuvo que dejar de acompañar a su esposo para poder darle cristiana sepultura a su pequeño; ella permanece en su comunidad de origen, además, tiene que lidiar con los trámites que le soliciten las autoridades judiciales.

“Me dicen que el juicio va a ser tardado”. Los presuntos responsables de este hecho, solo pasaron 48 horas detenidos y fueron liberados el pasado lunes; las autoridades de Río Grande argumentaron que el delito es culposo y que no tienen por qué privarlos de su libertad más días, porque las leyes ya cambiaron.

“Yo no entiendo de eso, pero me dijeron que iban a investigar y que a ver si yo quería arreglar, pero todo depende de la vida de mi esposo”.

Clama ayuda

Fabiola Velasco ha pedido fuerzas a Dios para afrontar esta situación; a través de sus redes sociales solicita ayuda a las personas para poder solventar los gastos y deudas que contrajo la familia, a partir de esta desgracia.

Ellos son de escasos recursos y la falta de dinero provocó que no pudieran trasladar a su menor a la ciudad de Oaxaca para que recibiera atención.

Familiares y amistades han emitido por redes sociales el clamor de ayuda de esta mujer, quien por los trámites y vueltas que ha realizado, no ha podido llevar a su pequeña de 7 años a tomarse una radiografía.

La menor, de nombre Arlett, por el accidente se fracturó el brazo y necesita unas radiografías para descartar daño mayor. Fabiola no se ha atendido, a pesar de que también estuvo involucrada en el hecho de tránsito.

El 13 de abril, un grupo de personas organizó una kermés en San José del Progreso para recaudar fondos para la familia Zarrazuela Velasco, pero aún no es suficiente.

Por ello, Fabiola solicita apoyo de la ciudadanía, ya que a su esposo le realizaron una cirugía en el Hospital de Especialidades y le cobran 50 mil pesos por esta intervención.

A quienes gusten apoyar a la familia, el número de contacto es 954 18 33 690 ó 954 14 42 993.