Mea culpa de líder legislativo

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

La 64 legislatura, de muy limitada productividad

El presidente de la mesa directiva de la 64 legislatura, César Enrique Morales Niño, ofreció disculpas al pueblo de Oaxaca porque los legisladores no cumplieron con las expectativa ciudadana en el primer periodo ordinario de sesiones.

Además, a nivel personal, ofreció asimismo disculpas a sus compañeros del Poder Legislativo por su comportamiento en la conducción de los trabajos legislativos. “Nunca ha sido mi intención agraviar, siempre mi actuar procuró ser institucional y en todo momento respetamos los derechos de quienes se hayan sentido agraviados, para que los hicieran valer conforme a los procedimientos previamente establecidos”.

Momentos antes de clausurar el primer periodo de sesiones del primer año de ejercicio legal de la 64 legislatura, reconoció la civilidad política de todos los integrantes del parlamento, “(porque) se han quedado sin argumentos los agoreros catastróficos que al inicio de la legislatura afirmaban como seria limitación la integración de mayoría de diputados de un partido distinto al de gobernador, por lo que vaticinaban el caos, la parálisis y confrontación”.

Dijo que nada de esto sucedió, al contrario, a pesar de las diferencias ideológicas y políticas ha prevalecido el sano respeto institucional y se ha privilegiado el consenso al interior del Congreso y demás poderes del estado.

Disensos

“Hemos tenido fuertes disensos, cuestionamientos, diferencias y posturas ideológicas distintas, incluso al interior de las mismas fracciones parlamentarias, pero nada ha podido trascender, paralizar el trabajo conjunto de este parlamento”.

Añadió que esta legislatura ha tenido una alta productividad, toda vez que en este periodo que concluye se han registrado 18 sesiones ordinarias, 12 extraordinaria y 1 solemne, en las que se han presentado aproximadamente más de 490 iniciativas de reformas a la Constitución y leyes secundarias, más de 250 puntos de acuerdo, 1 mil 600 reuniones de comisiones, diversos foros ciudadanos, entre otras actividades”.

Expresó que sin embargo aún hay muchos pendientes que abordar y que en el segundo periodo ordinario de sesiones habrán de avanzar, “(pero) es necesario disculparse con la sociedad oaxaqueña porque la imagen de los diputados y las diputadas del Congreso en general, a veces, no corresponde a la expectativa ciudadana”.

Morales Niño comentó que este periodo de receso es el momento oportuno para interactuar con sus representados, hacer un análisis sobre las actividades legislativas; “es momento oportuno para evaluar su trabajo legislativo y así poder ofrecer a la ciudadanía mejores resultados”.