Abarrotan calles de Oaxaca, turismo y ambulantes

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

El Centro Histórico no sólo fue acaparado por los visitantes, también fue ocupado por comerciantes informales y personas que piden limosna

Con el inicio de la temporada vacacional, cientos de turistas llegaron a la capital del estado.

El Centro Histórico no sólo fue acaparado por los visitantes, también fue ocupado por comerciantes informales y personas que piden limosna.

Sobre las aceras del andador turístico Macedonio Alcalá, uno de los puntos más emblemáticos de Oaxaca de Juárez, se instalaron vendedores de artesanías, algunas denunciadas en redes sociales por ser chinas, además de vendedores de sombreros y enseres tallados en madera.

Para el turismo, su presencia no representó ningún tipo de molestia, no así para el comercio formal quienes consideran que estas acciones constituyen una competencia desleal.

“Lo que no ayuda es el comercio informal. Nos genera mucho impacto económico. La verdad es que nos está colapsando”, dijo Esther Merino Badiola, presidenta de la Alianza Empresarial y Comercial de Oaxaca.

Golpe al comercio formal

Aún cuando tendría que ser una temporada de ventas altas -dijo- el poco dinero circulante no llega a los establecimientos formales porque se queda en las calles entre el comercio que no paga impuesto, luz o renta.

“El circular no llega a los negocios establecidos. Estamos saturados de comercio informal hay puestos que no estaban y no son retirados”, declaró.

El análisis “El fenómeno del comercio informal en el municipio de Oaxaca de Juárez y su impacto en las microempresas”, realizado por el investigador Genaro Daniel Pérez Ruiz, señala que en la mayoría de los ciudades del país existe este problema como tal; pero en Oaxaca, por ser uno de los estados con mayor rezago económico, está enfrentando una crisis muy significativa; por esta razón el comercio ambulante ha crecido considerablemente afectando a las microempresas que son entidades debidamente establecidas.

El mismo estudio señala que a pesar de que las autoridades del municipio de Oaxaca de Juárez no han otorgado más permisos ni tolerancia a vendedores ambulantes, el número de éstos sigue creciendo principalmente en el centro histórico.

"Sin duda alguna, el aumento del comercio ambulante ha generado fuertes problemas entre la autoridad, los mismos vendedores, los comerciantes establecidos y la ciudadanía. Tanto para los vendedores ambulantes como para los comerciantes establecidos, las autoridades no frenan esta situación porque en ella ven una jugosa ganancia aunque para el sector del comercio formal, aparte de que causan una mala imagen a la ciudad, son una competencia desleal, pues no pagan impuestos como si lo realizan ellos".