Más de 300 mil oaxaqueños padecen de discapacidad visual

Cerca del 10 por ciento de la población oaxaqueña padece alguna manifestación de discapacidad visual.

A pesar de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reconoce la existencia de alrededor de 270 mil personas con discapacidad visual en Oaxaca, lo que representa el 6 por ciento de la población, “nosotros creemos que rebasa el 10 por ciento, es decir somos muchos más”, aseveró el director del Centro de Ciegos y Débiles Visuales del DIF Estatal, Edgar Cruz Luján.

Después de asistir a la entrega de las constituciones federal y estatal en sistema Braille en el Congreso local, sostuvo que a nivel mundial el 15 por ciento de la población sufre de esta discapacidad visual.

-¿Existen políticas públicas para atender esta población?

-Bueno, desafortunadamente mucho tiene que ver la voluntad política de quien está en el poder, porque si uno se siente lejos de la discapacidad, si piensan que nunca vas a tener la discapacidad, pues las políticas públicas a la que le darás prioridad estará lejos de este sentimiento; pero si piensas que algún día puedes tener una discapacidad entonces tú diseño de política pública va a ser mejor construida, pensando en que cuando tengas la discapacidad puedas utilizar la infraestructura. 

Añade que los conceptos y diseños de políticas públicas son muy distintos y se depende del concepto que tenga el servidor público para su instrumentación.

-¿Se ve como gasto y no inversión?

-Definitivamente sí, pero sí es un gasto; desafortunadamente las personas con discapacidad hemos sido segregadas por tanto años porque no consumimos, no generamos ingresos, nada; entonces las personas con discapacidad tenemos que saber exigir al gobierno en sus distintos niveles, la capacitación y educación porque esto va a hacer que seamos un sector productivo que consuma y genere ingresos, de hecho la política pública debe ser enfocada a estos objetivos.

Cruz Luján citó como ejemplo la playa incluyente que se acaba de construir en Huatulco. “¿Qué falta? Pues para ser incluyentes falta que los restauranteros tengan sus menús en Braille, que los acceso sean adecuados. ¿Pero qué origina este proyecto? Pues que vengan personas de otros países y sí exista derrama económica… Entonces estamos apenas en estos pequeños gestos de que no se a un gasto, sino una inversión”.

-¿Qué porcentaje de personas con esta discapacidad tiene un empleo formal?

-Es muy bajo, alrededor del 4 o 6 por ciento de las personas con la discapacidad por dos razones: porque no hemos sido capacitados, educados, preparados, y entonces queremos que nuestro empleo sea como una beca, que como tengo una discapacidad me deben pagar un salario; por eso las empresas no contratan personas con esta discapacidad, porque se ha fomentado el paternalismo.