Oaxaca, peor lugar para un negocio

SEGÚN INFORME DE BANCO MUNDIAL
Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

En el país, Oaxaca es la entidad peor calificada en factibilidad para hacer negocios

En el país, Oaxaca es la entidad peor calificada en factibilidad para hacer negocios a nivel nacional, según el informe Doing Business 2016, publicado por el Grupo Banco Mundial.

La calificación fue empeorando con el paso de los años, pues mientras que, en el informe anterior, fue ubicado en el lugar 24, actualmente se encuentra en el 32.

Asimismo, al desagregar este indicador, se observa que Oaxaca ocupa el 27 lugar para apertura de una empresa, el 31 respecto a la obtención de permisos de construcción, el 30 en registro de propiedades y el 26 en cumplimiento de contratos.

De acuerdo al Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el Índice de Competitividad Estatal 2016 (ICE), mide la capacidad que tiene cada estado para poder elevar su competitividad, con la finalidad de atraer inversionistas y retener su talento.

Los datos publicados en el 2016 se refieren a 2014. El ICE contiene diez subíndices los cuales son: Derecho, Ambiente, Sociedad, Político, Gobiernos, Factores, Economía, Precursores, Relaciones e Innovación.

En el rubro de los tiempos de inscripción en los Registros Públicos de Comercio estatales, con un promedio de 15 días para la realización del trámite, la entidad se ubica dentro de las cuatro con mayor tiempo de espera.

Especto de la obtención de los permisos y licencias necesarias para construir una bodega y conectarla a los servicios públicos, Oaxaca de Juárez se ubicó en el lugar 31 con una espera de 92 días, a diferencia de Colima que está clasificado como el primer lugar por requerir sólo 12 días.

Puntos para mejorar

En el índice de calidad de la administración de las tierras, Oaxaca ocupa la posición 31. El indicador mide 4 factores principales: fiabilidad de la información, transparencia de la información, cobertura geográfica del Registro Público y Catastro y la resolución de disputas sobre propiedades.

Desde la perspectiva de Doing Business, un buen sistema de administración de tierras no solo es eficiente, sino que también garantiza certeza jurídica y la plena identificación de los bienes inmuebles.

Un sistema registral confiable, añade, proporciona información clara sobre el dominio de bienes inmuebles y previene transacciones fraudulentas.

Una infraestructura de mantención de títulos y mapas fiable es una de las claves para dar certeza jurídica.

Un sistema basado en papel hace que el análisis de títulos se demore más y provoca la pérdida de registros, así como el fraude en las transacciones.