Reprueban que Pueblos Sin Fronteras, promueva las caravanas

El coordinador de la Pastoral de la Movilidad Humana del Episcopado Mexicano en la región Pacífico Sur, Alejandro Solalinde Guerra reprobó que la organización Pueblos Sin Fronteras promueva las caravanas de migrantes en países de Centroamérica hacia los Estados Unidos, porque está generando un problema internacional innecesario al país.

“Es una traición a México”, asentó.

El también fundador del albergue Hermanos en el Camino, situado en Ciudad Ixtepec, sostuvo que Pueblos Sin Fronteras y su dirigente, Irineo Mújica Arzate, pretenden nuevamente llevar de manera irresponsable a decenas migrantes centroamericanos a la frontera, sin importar las consecuencias ejercidas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Los migrantes que llevaron en el viacrucis del año pasado, fueron separados. Muchas familias quedaron separadas; algunos niños se quedaron allá, mientras que sus padres fueron deportados”, asentó.

Incluso, mencionó que Pueblos Sin Fronteras ocasionó la crisis humanitaria de fines de año en Tijuana, Baja California Norte, porque los migrantes fueron trasladados irresponsablemente a la frontera.

“Pusieron de pantalla a los niños y a las mujeres, para poder llegar a prisa a la frontera, el 6 de noviembre, día de las elecciones en Estados Unidos”, asentó.

Ante esta situación, subrayó que dialogó con seis o siete de los representantes de Pueblos Sin Fronteras, durante los primeros días de diciembre del 2018 y en marzo pasado, para conocer la finalidad de las caravanas y su relación con la defensa de los derechos humanos de los migrantes.

“Me reuní casi una hora con ellos y no me supieron decir el objeto social o en qué constaba la defensa de los derechos humanos de los migrantes, con el traslado en caravana. Y en cambio, vi el desastre”, agregó.

El caldo gordo a Trump

De esta manera, consideró que Pueblos Sin Fronteras pudiera estar recibiendo financiamiento del gobierno de los Estados Unidos, para promover las caravanas de migrantes en Centroamérica y así “hacer el caldo gordo” a la política del presidente Donald Trump.

“No lo dudo, porque resulta inexplicable lo que está haciendo, pues parece que está beneficiando a Trump y su política migratoria que ha emprendido en la frontera”, anotó.

Solalinde Guerra lamentó que el dirigente de Pueblos Sin Frontera, Irineo Mújica Arzate esté acabando con su propio mérito en la historia de la migración, al promover las caravanas de migrantes en Centroamérica, porque fue fundamental para probar con sus fotografías los “operativos salvajes” del Instituto Nacional de Migración y de la Armada de México, en 2008, entre Oaxaca y Chiapas.

“Aunque tiene ese mérito, nadie se lo va a quitar, pero está por demás, no va entender. Lo peor de todo, es que varias personas y grupos de la sociedad civil, creen que están defendiendo los derechos humanos”, finalizó.