Exigen justicia para dirigente asesinado

ENCABEZABA LUCHAS COMUNITARIAS

La última vez que Fuentes Aquino participó en una manifestación, fue el pasado 10 de abril; la tarde del jueves fue asesinado

JUCHITÁN, Oaxaca.- Integrantes de la organización social “Sol Rojo” condenaron el asesinato de Luis Armando Fuentes Aquino, ocurrido la tarde del jueves 11 de abril en la comunidad de San Francisco Ixhuatán.

Denunciaron que Fuentes Aquino, integrante del Comité Regional en el Istmo, fue emboscado en una acción paramilitar y asesinado de un tiro en la cabeza por sujetos aún desconocidos, cuando se dirigía a la comunidad de Cerro Grande, de donde era originario.

Luis Armando fue Agente Municipal de su comunidad durante el periodo 2011-2013, tiempo en el cual encabezó la lucha de diversas comunidades por la obtención de los recursos de los Ramos 28 y 33 para el desarrollo comunitario; así mismo, durante el 2012 inicia la Huelga de Pagos Contra las Altas Tarifas de la Energía Eléctrica, la cual hoy se ha extendido a más de una docena de comunidades en la Zona Oriente del Istmo.

Como pescador, organizó las Cooperativas Pesqueras y los llamados Grupos de Pescadores Libres en la Zona Oriente del Istmo, junto a quienes luchó en defensa de la pesca ribereña y en contra del abuso y la corrupción de las autoridades federales, incluidas la de Secretaría de Marina Armada de México, que desde siempre ha cometido abusos y robos contra los pescadores.

Señalan que Luis Armando Fuentes Aquino, actualmente se desempeñaba como integrante de la Comisión en Defensa de la Tierra y el Territorio de la Zona Oriente del Istmo; era miembro del Comité Regional Istmo de esta organización y participaba asesorando a nuevas comunidades contra las llamadas “Zonas Económicas Especiales-Plan para el Desarrollo del Istmo”.

Además, el infortunado dirigente, llamado también “Comandante Gato”, participó en la formación de las Autodefensas Populares en diversos municipios del Istmo de Tehuantepec, enarbolando los derechos de los pueblos indígenas a establecer sus propias formas de gobierno y métodos de impartición de justicia y seguridad comunitaria en contra de la delincuencia organizada y el saqueo de recursos naturales.

La última actividad donde participó fue apenas el pasado 10 de abril en el bloqueo carretero a la altura de Ostuta, durante la segunda fase de la Jornada por la Justicia y los Derechos del Pueblo, enarbolando con firmeza la presentación con vida de Ernesto Sernas García y el cumplimiento de demandas de esa organización.

Aseguran que debido a la labor que realizaba como defensor del territorio, Luis Armando Fuentes Aquino había recibido amenazas por parte de autoridades de diferentes municipios de la zona, de funcionarios federales de la CFE, incluso del crimen organizado.

Responsabilizaron de este asesinato a los gobiernos estatal y federal, toda vez que con su actuar e implementación de políticas antipopulares de saqueo de recursos naturales y despojo de tierra y territorio, han violentado la forma de vida de las comunidades, extendiendo la inseguridad y fomentando la guerra contra el pueblo y el terrorismo de estado.

Ante la represión y las campañas de hostigamiento del viejo estado, advierten que responderán con mayor organización y combatividad en las calles.

“La sangre de nuestro camarada Luis Armando riega la lucha por la Revolución de Nueva Democracia que barra con las tres montañas que oprimen a nuestro pueblo: el latifundio, el imperialismo y el capitalismo burocrático”.