Al rescate de ríos se lo lleva la corriente

SIN PROYECTOS CIMENTADOS
Emilio Morales PachecoEmilio Morales Pacheco

Ambientalista señala que se requieren estudios para detectar las áreas más graves y poder atenderlas en los ríos Salado y Atoyac

Hace diez días el gobernador Alejandro Murat difundió a través de su cuenta de twitter una foto de una reunión de trabajo con representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para dar a conocer el "Macroproyecto de Desarrollo Social y Rescate de las Cuencas Alta y Baja del Río Atoyac y Salado", pero de éste nada se sabe.

"Debería ser público, es algo que seguramente se está desarrollando, debe haber un plan maestro que debe estar en la fase de construcción y elaboración", justificó el Director de Gestión Ambiental de la Secretaría del Medio ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso), Daniel Ortega.

El funcionario volvió a participar en la asamblea del Foro Oaxaqueño del Agua -la número 54-, donde se cuestionó la falta de un plan de rescate del Río Atoyac.

Lento proceso

El director del Instituto de la Naturaleza y Sociedad Oaxaqueña (INSO), Juan José Consejo Dueñas, recordó que en materia de rescate del Río Atoyac están pendientes muchas cosas, pero principalmente la definición del programa de parte del Gobierno del Estado.

“Si está es la asamblea número 54 y nos reunimos tres veces al año, eso quiere decir que ya llevamos muchos años reuniéndonos y como todavía no tienen nada del plan de rescate del Río Atoyac, no pueden hacer nada”, cuestionó.

En el caso de las organizaciones civiles, recordó que de manera reiterada han pedido desde el Foro Oaxaqueño del Agua, sobre todo en sus dos asambleas anteriores, “que el Gobierno presente su proyecto y a estas alturas -más de dos años de administración estatal- no nos han dicho qué van a hacer, ni estrictamente se hace algo”.

La presión para lograr que digan en qué va a consistir ese macroproyecto es para que los diferentes sectores de la sociedad puedan opinar, pero también participar.

De parte de la Semaedeso se reconoció la urgencia de impulsar acciones de saneamiento en el Río Atoyac, donde la contaminación por aguas residuales es evidente.

Aún así, Ortega aseguró que se requieren estudios para detectar las áreas más graves y poder atenderlas: “La Semaedeso está haciendo gestiones para tener un diagnóstico y saber cómo se puede entrar”.