Llama Arzobispo a erradicar pobreza y corrupción

Exhortó a reflexionar en Semana Santa
ArchivoArchivo

El arzobispo resaltó la importancia de la semana mayor

Ante la cercanía de la Semana Santa, el arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, pidió al pueblo católico trabajar para terminar con el flagelo de la pobreza en los pueblos y ciudades, pero también para acabar con la corrupción existente en diferentes espacios de la sociedad.

En un mensaje, el pastor religioso pidió a los oaxaqueños pensar en estos días, no solamente en la celebración de la fe, la Pasión, la Muerte y la Resurrección de Cristo, sino también en la respuesta de cada uno a la invitación del Señor para “vivir nuestra entrega en cada una de las vocaciones y tareas realizadas”.

"Algo que me interesa que pensemos, es ¿por qué se ha perdido el temor de Dios?, pues nuestra sociedad se ha vuelto insensible ante los acontecimientos de muerte que vivimos, ya que mientras no me toque a los cercanos poco o nada me interesa lo que pasa a otros. ¡Qué triste es pensar así!”, señaló.

Destacó que con ese pensamiento se pierde la “sensibilidad humana” y así “la maldad y la muerte” van creciendo en nuestros pueblos y ciudades y, como consecuencia, “no nos hacen reflexionar y pensar que desde nuestro hogar debemos trabajar para vivir respetando al prójimo en todo lo que es y en todo lo que tiene”.

Por eso, demandó trabajar para atacar el flagelo de la pobreza en los pueblos y en las ciudades, así como cuidar el trabajo y no malgastar sus frutos en los vicios.

“Cuidemos nuestro trabajo haciendo bien lo que nos han encomendado y tengamos la esperanza de que las cosas estarán mejor si nosotros trabajamos para lograrlo”, dijo.

Además, destacó que quienes nos gobiernan no deben perder de vista “que son administradores de lo que le pertenece a nuestro pueblo y el uso que se le da a los recursos en su totalidad, es solo para el bien”.

Ante esto, exhortó a acabar con la corrupción presente en diferentes espacios de nuestra sociedad, porque “hay momentos en que nosotros la provocamos porque queremos que se nos concedan privilegios, no importando los demás”.

“Solo importa lo mío, lo del otro no me importa. Si para ello tengo que comprar o vender y ser corrupto, no importa. Creo que esto debe terminar porque si no, nuestra sociedad nunca se compondrá”, recalcó.

Vázquez Villalobos dijo que estas y otras muchas cosas pueden ser analizadas en la Semana Santa, donde debemos guardar silencio para “entrar en nuestro interior y si encuentro algo que corregir, dar los pasos para ello”.