La Mixteca, presente en la lucha zapatista

San Miguel Tulancingo, la comunidad que ayudó a vencer a los carrancistas en la Mixteca, en 1919

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca.- Al conmemorar el primer centenario de la muerte de Emiliano Zapata Salazar, el Caudillo del Sur, quien fue ejecutado en la Hacienda de Chinameca en el estado de Morelos, Raúl Nieto Ángel, investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACH), reveló que San Miguel Tulancingo, ubicado en la Mixteca, fue el frente de batallas entre el ejército de Zapata y de Carranza en el año de 1919.

Nieto Ángel quien también es habitante de San Miguel Tulancingo, declaró que entre los años de 1918 y 1919, los zapatistas y carrancistas tuvieron una escaramuza en la Loma del Viento, en donde los habitantes de San Miguel Tulancingo participaron, quienes fueron comandados por Basilio Hernández, quien había llegado del norte del país, de comandar las fuerzas libertadoras.

“Basilio Hernández era originario de la comunidad de San Miguel Tulancingo, y es que el 19 de enero de 1919, los zapatistas de Coixtlahuaca atacaron a los carrancistas de Suchixtlahuaca; Tulancingo fue avisado y toda la población acudió al llamado, logrando un inesperado triunfo de los zapatistas; en esta batalla fue clave Basilio Hernández, por sus conocimientos en el armamento moderno para ese tiempo”, explicó.

Relató que las batallas entre zapatistas y carrancistas perduraron durante varios meses en 1919 en la Mixteca, hasta que un día antes de que fuera fusilado el general Zapata, Espitación Hernández, presidente municipal de San Miguel Tulancingo en esa época, fue acorralado por los zapatistas, quienes buscaban a un fugitivo, pero al no poder dar razón de él, fue considerado como un traidor y colgado de uno de los pilares más grandes que tuvo la comunidad, que está en el mero centro de Tulancingo".

Cabe destacar que Zapata Salazar nació en Anenecuilco, Morelos, el 8 de agosto de 1879 y murió en 1919; fue uno de los líderes militares y campesinos más importantes de la Revolución Mexicana y un símbolo de resistencia campesina, actualmente.

Emiliano Zapata fue un ideólogo e impulsor de las luchas sociales y las demandas agraristas, así como de justicia social, libertad, igualdad, democracia social, propiedad comunal de las tierras y el respeto a las comunidades indígenas, campesinas y obreras de México, víctimas de la oligarquía y el latifundismo de los hacendados del Porfiriato.