Padecen oaxaqueños 7.5 bloqueos al día

Con un promedio de 7.5 movilizaciones al día, las organizaciones sociales, políticas, campesinas y sindicales, hicieron de Oaxaca un estado de caos. En el periodo de enero a marzo de 2019 suman 758 bloqueos, marchas y protestas con afectaciones a la libre circulación.

De acuerdo con datos extraoficiales, los bloqueos carreteros ocupan la mayor incidencia con 129 eventos en dicho lapso. Valles Centrales es la región que concentra el mayor número de casos, con 456 eventos.

Con el 44 por ciento del total de las movilizaciones, Oaxaca de Juárez es el municipio con más alta incidencia en lo que va de 2019, tan sólo ayer, miércoles, se registraron al menos siete movilizaciones en la capital del estado y dos bloqueos en el interior.

La situación se agudiza sobre todo en aquellas fechas conmemorativas de algún aniversario luctuoso en que organizaciones de todo tipo aprovechan la ocasión para plantear distintas demandas.

Aunque no existe un cálculo real del costo económico que las movilizaciones ocasionan, empresarios y comerciantes han denunciado que también existe un impacto a largo plazo

Congeladas iniciativas antimarchas

Actualmente el Congreso de Oaxaca mantiene en la congeladora tres iniciativas de ley para regular las marchas y bloqueos.

La más reciente iniciativa fue presentada el pasado 23 de enero de 2019 en la 64 legislatura por la diputada panista María de Jesús Mendoza Sánchez. La iniciativa, expuso durante la presentación, se hace necesaria para garantizar el libre tránsito sin transgredir la libre manifestación.

Dos años antes, el 30 de marzo de 2017 el coordinador de la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional (PAN), Juan Mendoza Reyes, presentó una iniciativa en el mismo sentido en la que se preveía permitir únicamente las manifestaciones que se realizarán de manera pacífica y con algún objeto lícito.

Además establecía como obligación de los ciudadanos dar aviso a la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca sobre las manifestaciones que realizarán, con el propósito de que la autoridad trazara rutas alternas, elaborara planes en caso de alguna contingencia y prestara servicios básicos a los participantes.

Meses más tarde, en noviembre de 2017, la diputada priista Laura Vigñon Carreño presentó bajo el nombre de Ley de cultura cívica, una iniciativa que tenía por objeto respetar los derechos de los ciudadanos, entre ellos del libre tránsito y seguridad.

Incluso, el propio gobernador Alejandro Murat Hinojosa, anunció que presentaría una iniciativa de ley para regular las marchas y los bloqueos de carreteras en la entidad pero hasta el momento ninguna iniciativa ha prosperado.