Monte Albán: entre baches y basura

Jesús SantiagoJesús Santiago

La advertencia de riesgo en el camino antiguo a Monte Albán se encuentra en pésimas condiciones

El primer periodo vacacional del año está a la vuelta de la esquina, en Oaxaca prestadores de servicio se dicen listos para recibir al turismo, que presumen no han dejado de llegar en lo que va de 2019, sin embargo, la infraestructura, la actitud de prestadores de servicio y las condiciones en que se encuentran las rutas obligadas para los visitantes no ofrecen precisamente su mejor rostro.

El trayecto a Monte Albán, es uno de los mejores ejemplos de que a la entidad le falta mucho para ser el mejor destino turístico del país, no por carecer de los atractivos necesarios, sino por el abandono y la ausencia de cultura de servicio que se tiene.

Oaxaca podría estar mejor

César Carlos Soriano, representa una empresa de traslados turísticos que opera en la capital del país, continuamente realiza viajes a la zona sur - sureste del país con turismo extranjero que gusta de las zonas arqueológicas y es en Oaxaca donde lamentablemente ha enfrentado los peores momentos.

“Es hermosa esta tierra, he escuchado maravillas de los turistas que traigo, respecto a la belleza de lugares como Monte Albán, pero ya me ha tocado perder tiempo y dinero porque es aquí donde hemos enfrentado bloqueos al llegar, groserías de los manifestantes y hasta descortesías de los elementos viales, entre muchas otras cosas”, acusó a Noticias.

Refirió que sus rutas las realizan por autopistas y que en efecto, hay tramos de la Cuacnopalan - Oaxaca que están en condiciones que llamó “deplorables”.

La actividad turística fortalece la economía de muchas familias oaxaqueñas, de ahí la importancia de que mejoren condiciones de Oaxaca opinan visitantes. FOTO: Jesús Santiago

“Yo no sé cómo si a Monte Albán llega tanta gente, no han procurado tapar ese bache tan profundo que está justo a la entrada del lugar, o mejorar las condiciones de sus señales viales, de las cuales son únicamente notorias las tres grandotas que están en unos cruceros”, señaló.

César subrayó que el gusto del turismo por Oaxaca es mucho, que valoran su historia y tradiciones, pero, que no dejan de lamentar la condición y abandono que denota la capital y puntos turísticos.

“Oaxaca podría estar mejor, pero algo pasa en esta tierra que pasan los años y sigue igual y en algunos casos como en el tránsito hacia zonas arqueológicas hasta peor, me ha tocado conocer algunas de las que mis viajeros se enteran por lo que suben a internet pero que de verdad, se nota que los oaxaqueños ni se interesan por ellas”, expresó.

Apena lo que se ve

Eduardo Tanúz se dedica al traslado de turismo hacia zonas de atracción dentro del estado y asegura que sufre pena ajena con lo que muchas veces ven los visitantes.

“Es más que evidente que no hay presupuesto o si lo hay no se sabe dónde, las calles por donde andes están en pésimo estado, ya no digas las carreteras, como ejemplo la que lleva a Puerto Escondido, está completamente destrozada y nadie le mete mano”, comentó.

Lamentó que existan conjuntos monumentales a los que simplemente se les ignora, como el de San José el Mogote, en Etla, pero sobre todo, la indiferencia institucional que provoca el desorden y desaseo en que se encuentra Oaxaca.

“Todo se ve abandonado, si venimos hacia Monte Albán y por alguna razón quisieramos información no hay un solo elemento de tránsito en la ruta del centro hacia acá y no hablemos del centro y otras áreas porque nos va peor, si presumen tanto a Oaxaca, por lo menos que la mejoren”, apuntó.

No está mal pero…

Miguel Barrón y varios estudiantes de la Universidad España y México visitan la capital en viaje de estudios, les gusta Oaxaca pero dicen que es notoria la falta de inversión y atención gubernamental.

“En general el estado es bellísimo, muy grande, tiene gente muy atenta y lugares preciosos, pero le falta inversión a caminos, carreteras y pavimentación de calles, aunque es una ciudad más limpia que otras, hay espacios que afean su imagen, no concibo como no pueda verse mejor el camino a Monte Albán, por ejemplo”, comentó.

De su lado, Ofelia, su compañera, también destacó la hospitalidad de los oaxaqueños, empero, subrayó el descuido de muchas áreas públicas.

“Si tienen de todo como dice en sus comerciales, lo único que les falta es amor a su tierra, porque si la amaran no la mancharían con pintas como hay en todo el camino hacia la zona arqueológica, por ejemplo, y se notaría el interés del gobierno y pueblo, para que los que la visitamos nos llevemos la mejor opinión”, concluyó.