Tres aspirantes en la recta final por la DDHPO

ArchivoArchivo

Con el voto en contra de la presidenta de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos de la 64 legislatura, Magaly López Domínguez, y su compañera del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Elisa Zepeda Lagunas, los integrantes del órgano colegiado determinaron que la terna para ocupar la titularidad de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), sea integrada por Yésica Sánchez Maya, José Bernardo Rodríguez Alamilla y José Luis Jiménez López.

En el dictamen que se turnó al pleno para su votación este día, la diputada López Domínguez anotó con su puño y letra: "Voto en contra. Firmo bajo protesta, debido a que el aspirante José Bernardo Rodríguez Alamilla es inelegible en los términos que establece el artículo 114, apartado A, tercer párrafo, de la Constitución".

Por su parte, la legisladora Zepeda Lagunas apuntó: "Firmo bajo protesta, debido a que el aspirante José Bernardo Rodríguez Alamilla es inelegible en los términos que establecen la Constitución y la ley".

En tanto que los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Magda Isabel Rendón Tirado, del partido Verde Ecologista de México (PVEM) Victoria Cruz Villar y de Morena Alejandro López Bravo, apoyaron a los tres postulados.

La decisión de la comisión de derechos humanos generó fuertes reacciones en las redes sociales, toda vez que se filtró el dictamen, sobre todo porque Rodríguez Alamilla es vinculado al todavía presidente de la DDHPO Arturo Peimbert Calvo, el gobernador Alejandro Murat y el coordinador de la fracción parlamentaria del PRI, Alejandro Avilés Álvarez.

Incluso en la víspera se comentó que Avilés– Álvarez y Rodríguez Alamilla se reunieron con el titular del Poder Ejecutivo estatal este fin de semana pasado, para establecer los acuerdos para su designación.

Sin embargo, no se puede descartar que Sánchez Maya pueda resultar electa, ya que desde el primer momento del proceso de selección su nombre apareció en la terna que proponía la organización Comuna, que dirige Flavio Sosa Villavicencio, para ocupar la titularidad del órgano autónomo, compuesta por César Mateos Benítez, Flor Estela Morales Hernández y la propia Yésica Sánchez Maya.

En la víspera Mateos Benítez renunció a su postulación con el argumento de que su participación había desatado una campaña sucia y racista en contra de sus compañeros cercanos y no tan cercanos, “rayando en la vulgar denostación y sin el más mínimo recato y sin medir consecuencias”.

Sostuvo que es una lástima que aún siendo una minoría raquítica en el estado, el PRI siga marcando la agenda política del estado.

Se prevé que una vez que el dictamen ya se turnó al pleno del Congreso, este día se someta a votación de los diputados, mismos que habrán de elegir por mayoría calificada, es decir con el voto de 28 legisladores, a quien habrá de presidir la DDHPO.

Lo único seguro es que quien llegue, lo hará sin la legitimidad requerida toda vez que el proceso de elección se vio empañado por la intervención de poderes fácticos y políticos ajenos a la protección de los derechos humanos en la entidad.