Kenneth Allen, el asesino de Broomstick

Kenneth Allen McDuff asesinó a varias personas

Kenneth Allen McDuff nació en Rosebud (Texas) el 21 de Marzo de 1946 y era uno de los cuatro hijos de John y Addie McDuff.

Fama de matón

Kenneth era conocido por las autoridades por disparar contra perros y gatos del vecindario, acciones que le causaron bastantes problemas con las autoridades. En 1964 fue juzgado por 12 cargos de robo en tres condados diferentes, por los que fue condenado a doce penas de 4 años de cárcel por cada uno.

Sin embargo, fue puesto en libertad condicional en Diciembre de 1965. En Enero de 1966 fue ingresado en prisión otra vez por haberse involucrado en una pelea. Tras dos meses de presidio fue puesto en libertad una vez más.

El 6 de Agosto de 1966 estaba extendiendo hormigón para ayudar a su padre junto a Roy Dale Green, un joven al que había conocido poco antes. Al acabar se dirgieron a Fort Worth a tomarse unas cervezas.

Cuando llegaron a las cercanías de un campo de beisbol encontraron un coche estacionado en el que se encontraban Robert Brand, su novia Edna Louise Sullivan y un primo de Robert llamado Mark Dunman. Aparcaron a unos 70 metros del otro vehículo y se dirigieron hacia allí con Kenneth en primer lugar con una pistola.

Abordaron a los jóvenes y los obligaron a meterse en el maletero del coche mientras los apuntaban. Posteriormente Kenneth se introdujo en el coche de los jóvenes y lo sacó de allí, con Roy siguiéndolos en el otro vehículo. Prosiguieron durante un par de horas por carreteras secundarias hasta que encontraron un campo aislado situado en las cercanías de Broomstick.

Una vez allí Kenneth abrió el maletero y obligó a Edna a salir del maletero y meterse en el del otro coche. Tras cerrar los maleteros nuevamente Kenneth decidió “acallar” a los dos primos e hizo seis disparos al maletero del coche robado, resultando muertos ambos ocupantes.

Abandonaron allí el coche con los dos cadáveres dentro y una vez que salieron del descampado borraron las huellas del vehículo en el que se marcharon, propiedad de Kenneth.

Siguieron conduciendo un buen tracho hasta que pararon en otro descampado, donde violaron a la joven Edna en repetidas ocasiones. Cuando se cansaron Kenneth decidió matarla para que no denunciara y le pidió a Roy algo para matarla (se habían quedado sin balas).

En un principio aceptó el cinturón que su cómplice le ofreció, aunque después optó por rematar el trabajo con un palo de escoba, para acabar dejando el cuerpo entre unos arbustos. Se fueron a casa de Roy a dormir, y al día siguiente pidieron permiso a otro amigo común, Richard Boyd, para lavar el coche de Kenneth.

Éste además aprovechó un momento en que estaba a solas con el coche para enterrar la pistola en un seto que había al lado del garaje. Sin embargo, en un acto de arrepentimiento, Roy confesó a la madre de Richard lo que habían hecho y ésta llamó a la policía.

Fueron detenidos poco después y juzgados en menos de un mes. A Roy lo condenaron a 25 años de cárcel por complicidad, sin embargo a Kenneth le impusieron una condena a muerte. Roy salió en libertad condicional 13 años después, en 1979. Kenneth tuvo dos fechas de ejecución, aunque en ambos casos fue interrumpida gracias a la labor de su abogado que finalmente logró que conmutasen la pena por cadena perpetua.

Asesinatos en waco

En 1989 había una superpoblación carcelaria que desbordó a las autoridades, quienes decidieron excarcelar a los presos que llevaban más tiempo, Kenneth entre ellos. Fue puesto en libertad condicional el día 11 de Octubre de 1989. Una vez de vuelta a casa consiguió un trabajo en una estación de servicio, ocupación que simultaneaba con los estudios en el Instituto Técnico de Texas, ubicado en Waco.

El 14 de Octubre de ese año, tan sólo tres días después de su liberación, apareció el cadáver de la joven Sarafia Parker de 31 años en Temple, una localidad a 48 kilómetros de Waco. Kenneth, sin embargo, fue devuelto a la cárcel ese mismo día por haber golpeado y amenazado de muerte a un joven en Rosebud. Salió libre el día 18 de Diciembre de 1990.

La tarde del 10 de Octubre de 1991 recogió a una joven prostituta llamada Brenda Thompson, a quien después de finalizar sus la torturó varias horas antes de matarla. El cuerpo de Brenda Thompson no fue descubierto hasta Julio de 1998.

Su siguiente víctima fue una joven prostituta de 17 años llamada Regenia DeAnne Moore. El 29 de Diciembre de 1991 se dirigió a un centro de lavado de coches con un amigo llamado Alva Hank Worley. Juntos secuestraron a plena luz del día a una empleada del lugar llamada Colleen Reed para violarla posteriormente en un descampado. Al día siguiente apareció su cadáver en un claro de un bosque.

El 24 de Febrero de 1992 desapareció Valencia Joshua, una joven que compaginaba su trabajo de prostituta con estudios en el mismo centro que Kenneth (Instituto Técnico de Texas). Fue vista por última vez llamando a la puerta de Kenneth. El día 25 apareció su cadáver estrangulado en un campo de golf.

El 1 de Marzo desapareció la joven de 22 años Melissa Northrup, una empleada de una tienda de Waco. Su cadáver no fue encontrado hasta el día 26 de Abril de 1992, cuando un pescador lo descubrió en un pantano; Melissa estaba embarazada en el momento de su muerte.

A finales de ese mes de Abril la policía interrogó a Hank Worley, el amigo de Kenneth que había participado en el secuestro y violación de Colleen Reed. Kenneth estaba siendo investigado porque era un rostro que solía estar cerca de cada asesinato en la zona. Hank reconoció su implicación en la violación, aunque negó haber participado en el asesinato.

En aquel entonces Kenneth se había ido a Kansas, donde trabajaba recogiendo basura bajo el nombre de Richard Fowler, circunstancias que le permitían mantener el anonimato sin levantar sospecha alguna.

“El asesino de Broomstick”

Sin embargo, su suerte cambió el día 1 de Mayo de 1992. Un compañero de trabajo de “Richard Fowler” llamado Gary Smithee estaba viendo un programa en el que emiten información sobre criminales buscados en EEUU, America’s Most Wanted.

Dicho compañero se sorprendió del enorme parecido de su compañero con un tal Kenneth McDuff, a quien llamaban “el asesino de Broomstick”. Llamó a otro compañero suyo para avisarle de lo que estaban emitiendo y éste otro compañero también dijo que el parecido era inmenso.

Gary llamó a la policía al acabar de hablar con su compañero para ponerlo en conocimiento de las autoridades. El 4 de Mayo de 1992 seis agentes dieron el alto al camión que conducía Kenneth con destino a un vertedero y le detuvieron cuando averiguaron su verdadero nombre.

El 26 de Junio de ese año fue hallado culpable del asesinato de Melissa Northrup, y el jurado recomendaría la pena de muerte el día 18 de Febrero de 1993, recomendación aceptada por el Tribunal de Apelaciones el 28 de Abril.

Finalmente, el 17 de Noviembre de 1998 Kenneth Allen McDuff recibió la inyección letal.