San Antonino Castillo: fe y solidaridad

Jesús SantiagoJesús Santiago

Amor y fe en torno a San Lázaro, patrón de los enfermos y pobres, se manifiesta en el Quinto Viernes de Cuaresma que celebra San Antonino Castillo Velasco

VILLA DE SAN ANTONINO CASTILLO VELASCO, Ocotlán, Oaxaca.- Aquí, además de la expresión de fe y amor a San Lázaro, lo que más destaca es la solidaridad del pueblo en torno a quien asume el compromiso de organizar, patrocinar y atender a los invitados a la fiesta espiritual más importante del año para esta comunidad, la del Quinto Viernes de Cuaresma.

Ancestral tradición donde más de 400 personas se reúnen en torno a la persona que asume tal compromiso, para recibir de forma cálida y amable a los fieles que por cientos acuden hasta la parroquia del lugar para venerar al patrón de los enfermos y pobres.

"El que cree en mí, aunque muera, vivirá"

Según el pasaje bíblico de Juan 11,  Jesús resucitó a Lázaro cuatro días después de morir; a la distancia, Lázaro de Betania mueve el espíritu de los feligreses de esta comunidad que creen firmemente en el milagro de la sanidad y vida.

“Así lo decía el Señor, el que cree en mí aunque muera, vivirá, por eso somos tan devotos de este Santo, a quien recurrimos en momentos de dolencia y por quien hoy venimos hasta aquí”, dijo Betzabé Aguirre, visitante del lugar.

A ella también le atrae la generosidad de la gente; por ello, cada año viene a la celebración y disfruta de la tradición.

“En lo personal, soy devota de San Lázaro, me constan sus milagros de salud y así como cada que vengo aquí me reciben con un atole de panela y unos panes, así trato de repetir esa práctica con quien más lo necesita”, dijo Betzabé.

Alrededor de 400 mujeres y hombres de la población ofrecen su tequio para apoyar al mayordomo de la festividad

Una tonelada de maíz por el patrón de los enfermos

La fiesta de San Lázaro o Quinto Viernes de Cuaresma, recibe este año en promedio a unos nueve mil visitantes; a lo largo del día y hasta entrada la madrugada del día siguiente, los feligreses intercambiarán paños benditos con el Santo que cura las enfermedades.

“El patrón de los enfermos y pobres tiene un paño en la rodilla, cualquiera que lo visite puede tomarlo y dejar otro paño; la creencia señala que aquel que sienta una dolencia o padezca un mal de salud, deberá ponerse el paño que retiró al santo y colocarlo en el área enferma para lograr el milagro de sanidad”, indicó el director de Cultura y Mercados de la Villa, Darío Roberto Campos Martínez.

La reliquia -una taza de atole de panela y dos panes- se otorga a todo aquel que llega a visitar la imagen en honor a la otra labor de Lázaro de Betania, quien asistía a los pobres, dijo.

La reliquia -una taza de atole de panela y dos panes- se otorga a todo aquel que llega a visitar la imagen; llegan a servirse hasta 9 mil

Según lo informado, los mayordomos esperan turno hasta cuatro años para obtener el encargo, dada la fe que existe en la imagen.

Por su parte, la mayordoma de la festividad, Juana Luisa Campos López, aseveró que es mucho más fuerte la fe que el gasto; pero que, además, la solidaridad de sus paisanos es lo que más le fortalece en el cumplimiento al compromiso adquirido.

“Yo esperé mucho para cumplir con esta promesa; el santo ha sido muy bondadoso y milagroso conmigo; este año, tuve el apoyo de alrededor de 400 personas a quienes se les da durante siete días alimentos; mucha gente trae su guelaguetza, pan, tortilla, huevos, panela, pero el gasto fuerte lo asumimos los mayordomos”, comentó.

San Antonino es para presumirse

La festividad del Quinto Viernes de Cuaresma, es apenas el preámbulo de las celebraciones que esta población acostumbra con motivo de la Semana Santa; el Domingo de Ramos, se prevé tan o más concurrido que en esta ocasión; como estas, muchas otras actividades se desarrollan a lo largo del año para fomento de la cultura y las tradiciones.

“Aquí la gente es muy fiestera, pero también muy trabajadora, por eso cooperamos con los vecinos; a nosotras nos da gusto que vengan a conocer las costumbres de este pueblo; San Antonino es un lugar muy productivo, de gente buena, merece que lo presumamos ante los ojos del mundo”, comentó Adelina.

Desde las tres de la mañana del viernes y hasta el siguiente día, Adelina dará su ayuda para que un año más, la Mayordomía de San Lázaro, en el Quinto Viernes de Cuaresma de esta comunidad, cumpla el cometido: reforzar la fe y consolidar la unidad.