Casa propia, privilegio de unos cuantos

MEDIO MILLÓN POR UN DEPARTAMENTO SENCILLO
ArchivoArchivo

Problemas de agua y otros servicios básicos, además de los altos intereses, obligan a que las personas abandonen o pongan en renta sus viviendas de interés social

Construir o adquirir una vivienda económica, es para la mayor parte de la población en Oaxaca, sólo un sueño.

Una persona con tres salarios mínimos tendría que haber ahorrado más de cinco años íntegros de su ingreso.

De acuerdo con datos de la empresa NeoData, en los que muestra un estimado cercano al costo total de la construcción de una vivienda a partir de los precios de los materiales y mano de obra actuales, un departamento económico tiene un valor en este momento de 546 mil 533.64 pesos.

Aunque elevado el costo, la vivienda sólo consta de estancia comedor, cuarto de lavado, dos recámaras, dos closets, un baño y estacionamiento.

Si consideramos que anualmente el ingreso de una persona que percibe tres salarios mínimos, como lo hace más del 80 por ciento de la población asalariada y remunerada, es de 110 mil 160 pesos, mensualmente 9 mil 180 pesos, tendría que ahorrar durante más de cinco años para alcanzar a juntar para adquirir el departamento, siempre y cuando los costos de materiales y manos de obra se mantuvieran en variación.

El costo se eleva más del doble si el departamento está considerado de nivel medio con estancia, comedor, cocina, cuarto de lavado, tres recámaras, 2 closets, 1 vestidor, 2 ½ baños y estacionamiento para dos personas.

Su costo, de acuerdo con NeoData es de 1 millón 259 mil 031.62 pesos.

Aunque en muchos casos quienes buscan vivienda se inclinan por departamentos de interés social, cuyo valor, de acuerdo con NeoData, oscila en los 232 mil 370.02 pesos, tampoco es garantía de que en corto tiempo podrán tener la propiedad.

Generalmente estas viviendas son adquiridas vía créditos con instituciones como el Infonavit o el Fovissste.

Al final de cuentas, las casas resultan impagables y con un costo hasta tres veces mayor al original debido a los intereses.

Alicia Chávez, es sólo una de las miles de personas que ven lejana la meta de tener su propia vivienda.

El sueldo que percibe no rebasa los 6 mil 500 pesos mensuales, lo cual significa que para adquirir una vivienda económica tendría que ahorra de manera íntegra su salario por 7 años consecutivos.

Sin embargo, debido a lo precario del sueldo y los costos de artículos y servicios básicos, sólo logra hacer ahorros entre 500 y 600 pesos mensuales.

En 20 años sólo podría haber juntado 144 mil pesos.