Hallan restos de cerámica y huesos

BAJO EL PALACIO DE JUCHITÁN

El "túnel" fue encontrado a dos metros de profundidad

JUCHITÁ, Oaxaca.- Restos de cerámica de más de 150 años de antigüedad fueron hallados bajo los cimientos del palacio municipal de Juchitán, dentro de un “túnel”, donde se realizan trabajos previos a la reconstrucción del inmueble dañado por el sismo de septiembre de 2017.

Se trata de una construcción hallada a unos dos metros de profundidad, hecha de ladrillos de aproximadamente 80 centímetros de ancho y un metro de altura, que va del pasillo hacia el centro del edificio, con restos de vasijas de cerámica; con un derrumbe a escasos dos metros, que impide ver qué más hay en el interior.

El hallazgo ocurrió este viernes, cuando trabajadores de la empresa encargada de realizar las excavaciones para el estudio de mecánica de suelos, que ayudará a conocer la composición del suelo para realizar el diseño estructural, y de inmediato fue resguardado por la policía municipal para evitar el ingreso de los curiosos.

Al respecto, el supervisor del Instituto de Antropología e Historia (INAH) Oaxaca, Iván Salazar, señaló que uno de los propósitos del acompañamiento y la supervisión de los trabajos que se realizan en el inmueble, es debido a la probabilidad de hallar vestigios de otras épocas.

“Sobre todo por tratarse de un inmueble histórico y con más de cien años de antigüedad, como es este palacio municipal”.

Dijo que durante los trabajos para evaluar el estado de la cimentación del edificio, se encontró mucho material de relleno y asociado al uso del suelo.

Confirmó que en este túnel se encontró losa de cerámica de época contemporánea de unos 150 años aproximadamente; así como otro tipo de cerámica con características de la época colonial, de la llamada, cerámica vidriada.

En el interior de esta antigua construcción se hallaron también restos de huesos “grandes” de animales, quizás de ganado, lo que les revela el tipo de uso de suelo que tuvo este lugar.

Indicó que será más adelante cuando se tenga mayor información, luego del estudio especializado que se le realizará al material encontrado, que vendría a aportar más datos a la historia de Juchitán.

“Es un edificio que tuvo un desarollo, desde su fase de inicial que se fue extendiendo de manera horizontal; por ello unas secciones del edificio son más antiguas. Viene siendo parte de las modificaciones que recibió el edificio, desde su construcciónen la segunda mitad del siglo 19”.