Centros artísticos, tibios ante abusos

Escuelas de aducación artística son señaladas por el movimiento #Metoo

El Centro de Capacitación Musical y Desarrollo de la Cultura Mixe (Cecam), la Escuela de Iniciación Musical Santa Cecilia, Centro Iniciación Musical de Oaxaca (CIMO), así como el Centro de Educación Artística (Cedart), se encuentran bajo distintos señalamientos hacía docentes y en algunos casos alumnos, por abuso sexual e incluso violación cometidos al interior.

Sólo en un caso la respuesta del cuerpo directivo de los planteles fue la denuncia penal, en otros prevalecieron los arreglos internos que no garantizaron justicia a las víctimas o por el contrario, las criminalizaron.

Cada uno de los casos fueron ventilados a través del movimiento #MeTooOaxaca, a manera de evidenciar los obstáculos por los que atraviesan quienes son víctimas de acoso sexual, abuso sexual o violación en la entidad.

Caso Santa Cecilia

De acuerdo con las denuncias, el profesor Camerino L.M, desde hace siete años al frente de la escuela, obligaba a las estudiantes a besarlo o tocarlo.

Algunas cayeron en el acoso sexual y otras prefirieron abandonar la escuela por miedo.

A través de un comunicado, la escuela de Iniciación Musical Santa Cecilia, cuyo proyecto está dirigido a ofrecer oportunidades de desarrollo artístico a la población infantil, adolescentes y joven de la agencia Vicente Guerrero y colonias vecinas, informó de la separación del profesor Camerino L.M, “ante la queja de varios miembros de nuestra escuela”.

Además de ello dieron parte a las autoridades competentes y se iniciaron los procesos legales por la posible comisión de actos constitutivos de delito.

Caso Cecam

En septiembre de 2017 dos alumnas de 15 años originarias de Tamazulapam Mixe fueron violadas por dos alumnos, uno de 15 y otro de 19 años de edad.

El entonces director, Mauro Delgado, decidió expulsarlas responsabilizándolas de la agresión sexual por haber roto el reglamento y haber consumido bebidas alcohólicas.

En tanto a los responsables de la agresión uno se fue por su voluntad y el otro continuó estudiando y viviendo en el internado.

Caso CIMO

A finales de marzo, a través del movimiento MeToo, fue denunciado de manera anónima un profesor del Centro de Iniciación Musical de Oaxaca (CIMO) por abuso sexual en contra de una estudiante.

Hasta el momento, directivos del centro no han iniciado una acción legal para descartar o confirmar la acusación.

De su lado la Secretaría de las Culturas de Oaxaca, Adriana Aguilar, manifestó que el músico continuaría en la escuela hasta en tanto no hubiera una denuncia penal de por medio.

Caso Cedart

Finalmente, otra institución que figura dentro de los puntos en donde se han cometido delitos sexuales es el Cedart.

A través de una carta pública difundida en redes sociales, alumnas y ex alumnas denunciaron haber sido víctimas de acoso sexual cometidos por los docentes Ricardo Ramírez, conocido como Totopo y Fortunato Chávez, quienes pertenecen al área de teatro.

El texto aparece firmado por 124 estudiantes y ex estudiantes.

En las redes sociales algunas compartieron su testimonio de acoso, y en algunos casos pudiera considerar abuso sexual ya que refirieron tocamientos.

Otro de los delitos que podría haberse configurado es el de estupro debido a que hubo estudiantes menores de edad que fueron enganchadas por los docentes para que mantuvieran una relación de noviazgo.