Buscan maíz libre de químicos en la Costa de Oaxaca

La etapa de poscosecha de maíz y otros granos debe ser manejada con cuidado y sin agroquímicos que pongan en riesgo la salud.

SAN PEDRO POCHUTLA, Oaxaca.- Para reducir el uso de productos químicos en la etapa de la poscosecha de granos básicos y conocer alternativas para el manejo sustentable en el almacenaje de maíz y frijol, que deriven en el ofrecimiento de productos sanos a los consumidores de la Costa, el próximo 6 de abril se realizará la Jornada en el Manejo Poscosecha en el Estado de Oaxaca.

Convocado por el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), el Centro de Bachillerato Tecnológico y Agropecuario (CBTA) 37 de San Pedro Pochutla y la Sociedad Agroecológica de la Costa, el taller es dirigido a agricultores, investigadores, consumidores de maíz y público en general y en él se darán a conocer los resultados de investigación en materia de poscosecha de granos básicos.

La Jornada se desarrolla de manera simultánea en la Ciénega de Zimatlán en Valles Centrales; Nochixtlán, en la región de la Mixteca; San Juan Cotzocón, en el Papaloapan; y San Pedro Pochutla, en la Costa.

Según la investigadora de la línea de maíces criollos, Lenys Lisbeth Sánchez Ríos, resulta fundamental que los productores de la Costa conozcan las opciones que existen en el manejo de la poscosecha, pues aunque en Pochutla, Huatulco y Tonameca, el 80 por ciento de la producción de maíz se realiza en zonas de laderas con maíces criollos y con un manejo químico mínimo o nulo, en la etapa de la poscosecha y para evitar que el grano se pierda, el 65 por ciento usa agroquímicos peligrosos para la salud.

La especialista originaria de Pochutla señala que “el mayor cuidado que ponen es precisamente después de la cosecha para evitar que el grano se pique y es en esta etapa donde se usan químicos; el 65 % de los agricultores hacen uso de estos métodos sin la asesoría adecuada y muchas veces no dan el resultado que esperaban; inhalan agrotóxicos y hay contaminación del grano que generalmente sirve para el consumo familiar y para la venta de tortillas hechas a mano”.

Destaca que en el caso del maíz, los productores se esfuerzan todo lo posible por obtener altos rendimientos en el cultivo, pero si no tienen un manejo adecuado en la poscosecha, se registran pérdidas de hasta 40 % de lo ya cosechado, por efecto de las plagas, roedores, y por enfermedades principalmente hongos, que en el caso de la región Costa, por altas temperaturas se diseminan y multiplican rápidamente.

Ante tal condición, los agricultores recurren a prácticas poco seguras, como es el uso de pastillas de fosfuro de aluminio, foley o parathion metílico que es un producto altamente tóxico, incluso prohibido para la venta por ser carcinógeno.

Estos productos tóxicos por naturaleza y por falta de asesoría, son aplicados directamente al grano que después nos comeremos hecho tortilla, atole, tostadas o de la forma que más nos guste consumir el maíz, afirmó.