Venezuela está sin agua

Maduro pidió el domingo a los venezolanos mantener la calma mientras se estabiliza el suministro eléctrico y se restituye el servicio de agua, afectado profundamente por los apagones.

CARACAS.-Millones de venezolanos se han quedado sin "una gota de agua" en un desabastecimiento agudizado por los apagones masivos que se repiten desde inicios de marzo y que forzaron al presidente Nicolás Maduro a racionar la electricidad y reducir la jornada laboral en el país petrolero.

En cadena de radio y televisión, Maduro informó el domingo la implementación del plan como parte de los intentos del gobierno de "reponer y reconstruir" el sistema eléctrico nacional y lograr un equilibrio entre la generación, transmisión y la distribución de electricidad mientras se repara el "daño brutal" que, según él, han causado Estados Unidos y sus adversarios locales.

El anuncio se produjo horas después de que una nueva falla dejó sin servicio eléctrico a Caracas y al menos dos decenas de estados como parte de una serie de apagones nacionales que se registran a diario en el país desde el 7 de marzo.

“Estamos peor ahora. No sabemos si la luz se fue por un apagón o nos la quitaron por el racionamiento”, dijo Raquel Mayorca, una oficinista de 30 años a las puertas de un mercado que en la mañana del lunes cerró sus puertas tras un súbito corte de energía.

“El gobierno no informa, nos tienen en una sola zozobra. Ya deberían estar hablando de horarios, qué días y de todo sobre el racionamiento", resaltó Mayorca.

Las actividades en los centros educativos permanecen suspendidas desde el 26 de marzo, mientras los horarios labores fueron reducidos hasta las 14 en el sector público y privado, particularmente en Caracas, debido a la escasez de autobuses y el riesgo de que muchos queden varados al anochecer si se registran nuevas fallas en el servicio de trenes subterráneo, que trasladan un promedio de tres millones de personas a diario.