Recibe Hugo Jarquín ingresos millonarios por refugio para mujeres

ArchivoArchivo

El zafarrancho que protagonizó el ex diputado federal perredista Hugo Jarquín en el palacio municipal de la ciudad de Oaxaca de Juárez para mantener el albergue para mujeres víctimas de violencia, tiene como trasfondo 4 millones de pesos bimestrales que recibe por el mismo, es decir 24 millones de pesos al año.

Los recursos son asignados por la Secretaría de Salud a través de organizaciones sociales y en el 2018 ascendieron a un total de 346 millones 400 mil pesos, aunque como en el caso del albergue que supuestamente mantiene Hugo Jarquín todo es una simulación.

Incluso después de la polémica por la supuesta pretensión del gobierno federal de desaparecer el programa, ya se anunció que los recursos de este año están garantizados a través del Ramo 12 del Presupuesto de Egresos 2019, con un monto de 346 millones 482 mil 708 pesos.

Pero aún hay más, quien secunda a Hugo Jarquín en su negativa de soltar el botín es Alejandra Bravo Espinoza, hermana de la ex directora del Instituto de la Mujer Municipal, Patricia Bravo Espinoza, quien ahora labora en la Secretaría de Desarrollo Agropecuario Pesca y Acuacultura (Sedapa) y supuestamente mantiene una relación sentimental con el líder de los vendedores en vía pública.

Incluso cuando Eva Patricia ocupó el cargo de titular del Instituto Municipal de la Mujer fue acusada de violentar derechos laborales y humanos de trabajadores, así como de las personas que acudían al Refugio de Atención a Víctimas.

Además, para no variar, colocó en la dependencia del municipio a su prima Claudia Medina Espinoza como su asesora.

Hugo Jarquín ampara su demanda de mantener el albergue en un contrato de comodato suscrito por la organización social denominada Red Internacional de Grupos de Organizaciones de Mixtecos y el Instituto Municipal de la Mujer. Sin embargo la organización es es patito.

Esto a pesar de que el inmueble que utiliza el albergue fue construido en el 2015 con una inversión federal de 8 millones de pesos.

El comodato venció el 31 de diciembre del 2018, pero se interpuso un juicio civil para evitar su entrega.