Triquis festejan a Tata Chú

PIDEN POR LA PAZ EN LA ZONA

Tatá Chú es celebrado en toda la Cuaresma, en la región Triqui

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca.- Desde el tercer viernes de Cuaresma hasta la Semana Mayor, las comunidades de la región Triqui rinden culto a su santo patrón, Tatá Chú, el Cristo que ha ayudado a las comunidades a combatir la pobreza y la violencia en esta parte de la región Mixteca.

Eleazar Ortiz, vocero del Movimiento Unificador de Lucha Triqui (MULT), dijo que desde el tercer viernes de Cuaresma, la región Triqui se viste de fiesta, algarabía, peticiones y buenas vibras, pues las comunidades de la demarcación se concentran en San Juan Copala.

Ortiz manifestó que “la fiesta del tercer viernes de Cuaresma es la más importante, fue la semana pasada; ahora podemos ver que estas celebraciones se hacen más importantes y en esta ocasión vimos a gente que no había bajado y nos dio mucho gusto; vimos a gente de Tilapa, Sabana, Carrizal, Tierra Blanca -comunidades que militan en otra organización- y para nosotros es un orgullo que las comunidades vivan en paz y en armonía, ya que es lo que ha apostado la gente de Copala”.

Manifestó que siguen llegando los peregrinos a la región Triqui, pues este cuarto viernes se sigue celebrando a Tatá Chú, solo que en una comunidad diferente, lo que hermana a las localidades, y es así como se logra vivir la unidad que siempre ha caracterizado a esta tierra.

Sostuvo que este cuarto viernes de Cuaresma le tocó a la comunidad de Río Humo, mientras que el quinto viernes se estará viviendo en Rastrojo Copala, en la capital del MULT y el sexto viernes en Coyuchi Copala, por lo que cada una de las localidades viven las celebraciones de la Cuaresma, mismas que terminan los festejos en la Semana Santa.

Afirmó que estas celebraciones son muy importantes para la demarcación, pues las personas hacen peticiones a Tatá Chú y es así como cada una pide algo en común: la paz de la demarcación.

Aseguró que “creo que todas la comunidades de la región Triqui tienen su santito y cada viernes se reúnen las comunidades de la demarcación para festejar a Tata Chú; en la Semana Santa, cada familia se reúne en sus casas y se preparan enchiladas y se convive entre familiares; los compradores bajan y se hacen festejos grandes”.

Enfatizó que las enchiladas son el manjar de los triquis que se prepara en una de las celebraciones importantes, por lo que con esto se rinde culto a los dioses, como es Tatá Chú.