Dan sólo morralla a infraestructura educativa

En gran número de escuelas se incumple las condiciones mínimas necesarias para impartir clase

La inversión anual en infraestructura en educación básica para Oaxaca apenas se acerca a 321 pesos 91 centavos al año por alumno en 2019, de acuerdo a Estadísticas del Sistema Educativo de Oaxaca de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y datos del Fondo de Infraestructura Básica, Media y Superior del Ramo 33 del Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM) que publicó en su edición del martes 26 de marzo el Diario Oficial de la Federación.

Esto es el resultado de la división de los 387 millones 873 mil 584 pesos destinados en el FAM para infraestructura educativa entre el millón 204 mil 749 alumnos registrados en el sistema educativo estatal.

Al menos por esta vía difícilmente llegarán recursos para rehabilitar escuelas afectadas por los sismos, equipar talleres o laboratorios universitarios, adquirir, rehabilitar o mejorar mobiliario o inmuebles de bachilleratos o dotar de mejores insumos educativos para jardines de niños oaxaqueños.

Para el ejercicio fiscal 2019 la Secretaría de Hacienda y Crédito Público del gobierno federal incrementó en 10.4 por ciento los recursos para Oaxaca del componente de Infraestructura Básica, Media y Superior del Ramo 33 del Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM).

El Fondo pasó de 351 millones 392 mil 204 pesos a 387 millones 873 mil 584 pesos, un incremento de 36 millones 481 mil 280 pesos de 2018 a 2019, señala el documento consultado por NOTICIAS, Voz e Imagen de Oaxaca.

El año pasado, 2018, correspondió solo 291pesos 67 centavos en promedio por alumno. Un incremento, en monetario, de apenas 30 pesos 24 centavos en este año.

Para infraestructura escolar, 320 pesos por alumno en Oaxaca

Las aportaciones federales del Ramo 33 son transferencias a entidades federativas y municipios en al menos ocho rubros y “con áreas prioritarias para el desarrollo nacional como la educación básica y normal, salud, combate a la pobreza, asistencia social, infraestructura educativa, fortalecimiento de las entidades federativas en seguridad pública, educación tecnológica y de adultos”, señala un documento interno de la SHCP.

Novena mayor bolsa

Oaxaca tiene la novena mayor bolsa de recursos asignados en el país de entre las 32 entidades federativas, superado por el Estado de México, con alrededor de 770 millones de pesos, casi el doble de lo entregado a nuestra entidad; Veracruz, Quintana Roo, Puebla, Jalisco, Chiapas y un monto equiparable que Guanajuato, 399 millones y Guerrero, con 390 millones de pesos para el ejercicio de este año

A Oaxaca se destina el 4.2% del total del fondo nacional para Infraestructura educativa básica, media y superior, se desprende del documento, apenas 1 de cada 24 pesos programado para el rubro.

Los recursos son distribuidos a Oaxaca en partes iguales de manera mensual y entregada una cantidad de 32 millones 322 mil 799 pesos; de tal suerte que, en promedio, obras de infraestructura educativa cuentan con un millón 77 mil pesos diarios.

Divergencias abismales

Si consideramos la cifra de escuelas reportadas por estadísticas de la SEP, 13 mil 113 operando en Oaxaca, correspondería, en promedio, 29 mil 579 pesos al año, para construir o rehabilitar dos salones, si se invirtieran todos los recursos exclusivamente en obra.

Al estado de México, con 3 millones 970 mil 506 alumnos le corresponde, en promedio, un gasto en infraestructura de 193 pesos 91 centavos por estudiante para 2018, que representa apenas el 60% de lo entregado a Oaxaca por alumno.

El sistema educativo de la ciudad de México cuenta con 4 mil 842 planteles públicos, sólo un tercio de la cifra que opera en nuestra entidad y cada escuela recibiría, en promedio, 56 mil 591 pesos para infraestructura, 90% más que a nuestro estado.

Muchas bardas perimetrales han caído como consecuencia de lluvias de años anteriores, al parecer, así quedarán

Distribución diferenciada

De acuerdo al Aviso de Distribución y Calendarización para la Ministración del FAM en su componente infraestructura publicado por el Diario Oficial de la Federación el 31 de enero de 2019,para la asignación de los recursos se toma en cuenta el coeficiente de la matrícula, la inasistencia escolar, el crecimiento en el estado de la población en edad escolar y el índice de marginación; el valor incremento presupuestal, que en este año fue de 9 mil 242 millones 58 mil pesos en todo el país, se distribuye también considerando el coeficiente de migración interestatal.

Ahora bien, para la asignación de recursos el mayor peso lo tiene la matrícula escolar, que representa el 42.5% del coeficiente, seguido por el grado de marginación de la población de cada entidad federativa, que representa el 25% de la asignación y el grado de deserción escolar, otro 25%, el 7.5% restante corresponde al crecimiento de la población en edad escolar en cada estado.

Para infraestructura de educación media y media superior el panorama no parece ser más benigno. Para educación media superior el incremento fue de 2 millones 69 mil 548 pesos al pasar de 18 millones 810 mil pesos a 20 millones 880 mil pesos, una mejora de 11% de 2018 a 2019. Oaxaca recibirá ministraciones de 1 millón 567 mil 562 pesos mensuales.

En este caso, el gasto promedio por alumno es de 148 pesos 96 centavos al año en infraestructura educativa para bachilleratos general, tecnológico, profesional técnico o técnico bachiller que se imparte en 641 centros educativos públicos. Por plantel correspondería una media de 32 mil 574 pesos.

Cercenan a la Educación Superior

La educación universitaria y profesional fue la gran perdedora de la distribución de recursos para infraestructura. En Oaxaca dejará de recibir uno de cada 6 pesos del presupuesto del año anterior.

El recorte llegó vía documentos de la SEP y Hacienda que destinaron 216 millones 653 mil 663 pesos para 2019, en comparación con el presupuesto de 257 millones 518 mil 776 pesos del año anterior. Se perdieron 40 millones 865 mil 113 pesos en números absolutos, con lo que universidades y centros de educación superior dejarán de percibir 15.8% del gasto entre 2018 y 2019.

De acuerdo con cruce estadístico de SEP y datos del FAM, en 2018 el gasto en infraestructura por alumno de educación superior de planteles oficiales fue de 3 mil 706 pesos y para este año el gasto programado, en promedio por estudiante, bajó a 3 mil 147 pesos, un retroceso neto de 559 pesos al año.

Los recursos en este rubro deberán aplicarse, entre otros, a atender los daños ocasionados por fenómenos naturales; fortalecer centros de investigación, vinculación, innovación, desarrollo empresarial y unidades académicas.

Además, equipamiento de talleres y laboratorios; impulsar el trabajo experimental, adecuar, rehabilitar y construir instalaciones de apoyo a la actividad académica…con 3 mil pesos por alumno en promedio al año.