Ven parcialidad en Consulta Indígena en el Istmo

Es evidente la colusión entre los enviados de la Secretaría de Energía (Sener) y los representantes de la empresa Eólica Oaxaca, afirman comuneros

UNIÓN HIDALGO, Oaxaca.- Para Norberto Altamirano Zárate, defensor comunitario y vocero de los comuneros, la Consulta Indígena que inició el pasado sábado es un proceso con los “dados cargados” para dar el "sí" a la instalación del parque eólico Gunaa Sicarú.

Como lo fue la primera consulta en Juchitán, es evidente la colusión entre los enviados de la Secretaría de Energía (Sener) que organizan la consulta, y los representantes de la empresa Eólica Oaxaca, filial de Eólica de Francia, así como con los propietarios de las tierras en donde se tiene planeado instalar el parque.

Funcionario parcial encabeza el proceso

A pesar de las deficiencias de la Consulta, los comuneros decidieron participar y tener voz, pero se encontraron con la parcialidad del encargado de presidir el proceso, Melquisedec González Juárez, director general adjunto de vinculación social de la Sener.

De entrada, este funcionario no quiso reconocer la representación de los Bienes Comunales y lo sometió a la asamblea, “desconociendo todos los procesos jurídicos que están ahora en trámite, en donde es reconocida por las autoridades, y por la juez que dictó la sentencia de la suspensión y que ahora reactiva el proceso”.

Los comuneros denunciaron que el espacio que se utilizó en la primera asamblea no era el adecuado, ya que tenía una sola salida pequeña, y en caso de sismo podrían generarse accidentes.

Ellos lograron que la asamblea se realizara en la explanada de la Casa de la Cultura que está al aire libre.

Dan más tiempo a líderes a favor del proyecto

En las participaciones, los comuneros consideran que se le da más oportunidad a los líderes que están a favor del proyecto y se toman el tiempo que consideren necesario.

Mientras, a los que están en contra generalmente se les niega el uso de la palabra y existe un grupo de personas aleccionadas para abuchearlos en sus participaciones.

En cuanto al quórum legal, consideran preocupante que las mil personas que acudieron a esta asamblea representen la voz de una comunidad que podría estar alcanzando los 15 mil habitantes.

En cuanto al subsecretario de energía del Gobierno del Estado, Juan José Moreno Sada, los comuneros señalaron que como autoridad coadyuvante no es su papel la de incidir en el ánimos de la asamblea.

Para los comuneros, la primera asamblea estuvo viciada, amañada, cargada hacia el "sí al proyecto".

La intención es acelerarlo todo para llegar a la aprobación, como sucedió en Juchitán, en donde los propietarios y grupos a favor del parque tuvieron el control hasta el final.