Tolistoque, un halago a la vista

Gerardo Valdivieso ParadaGerardo Valdivieso Parada

Una cueva alberga a un hermoso manantial con aguas color turquesa

JUCHITÁN, Oaxaca.- Tolistoque es un cañón con aguas color turquesa poco profundas. Éste es tal vez el lugar más hermoso de este municipio.

Hay un manantial dentro de una cueva esculpida en el macizo rocoso por la naturaleza hace millones de años.

Para llegar a este sitio es necesario recorrer 25 kilómetros desde la ciudad hasta la entrada de la zona.

El visitante debe tomar la Carretera Panamericana hasta una vereda después de La Ventosa y La Ciénega. Luego de dos kilómetros más de la entrada, se llega hasta el Ojo de Agua.

El Ojo de Agua pertenece a la Sierra Tolistoque que se localiza en los municipios de Juchitán, Asunción Ixtaltepec y Santo Domingo Ingenio.

Con una superficie mayor a las 35 mil hectáreas, guarda en sus entrañas uno de los ecosistemas más importantes en la región, después de Los Chimalapas.

Además del balneario natural, la gruta se prolonga hasta dos kilómetros de profundidad en el complejo de cerros que integran la Sierra Tolistoque, ideal para la práctica de deportes extremos.

En diciembre de 2004, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), en acuerdo con los ejidatarios de La Venta, decretó como “Área Natural Protegida” alrededor de 11 mil hectáreas de bosque y serranías.

Las autoridades municipales y de la agencia realizaron un recorrido de inspección en el sitio Tolistoque para verificar en qué condiciones se encuentra en forma previa a las vacaciones con motivo de la Semana Santa.

Luego de este recorrido, se harán los trabajos que sean necesarios para que el lugar quede listo y reciba a los visitantes en esta temporada.

Además, se contará con seguridad, con el fin de que los turistas pasen sus vacaciones con tranquilidad.