Alma se va a Veracruz

Durante su participación en el pasado Clasificatorio al Mundial Junior de Tokyo.

La sobresaliente golfista juvenil oaxaqueña, Alma García, continúa con su actividad competitiva y ayer viajó rumbo a tierras jarochas para su participación en el torneo Tour Championship Veracruz 2019, a efectuarse del 15 al 18 de marzo.

Se trata del cuarto campeonato del ranking de Asociación Mexicana Infantil y Juvenil de Golf (MJGA) y el quinto torneo del Comité Nacional Infantil y Juvenil (CNIJ) de la federación mexicana del “deporte de los bastones” en el país.

Para las categorías 14 a 18 años, de las que forma parte ella, el escenario será el Punta Tiburón Country Club. Este viernes será la práctica y el sábado inicia la contienda.

“Todos los nacionales son importantes al ser puntuables para el ranking mexicano, entonces buscaremos mantenernos como hasta ahora en los primeros sitios. Es un campo donde ya he jugado varias veces, tan sòlo en este año creo que lo he hecho en tres ocasiones. Vamos por un buen score, lo que se traduce en un buen resultado”, comentó en entrevista Alma García momentos antes de abordar el avión hacia tierras veracruzanas.

El torneo se jugará bajo el forma stroke play, a 54 hoyos, 18 por día. Las divisiones 14-15 y 16-18 años jugarán juntas pero serán premiadas por separado. Los campeones de las categorías 10 a 18 años se harán acreedores a una beca para entrenar durante el Summer Camp 2019 en la academia Bishops Gate en Howey in The Hills Florida, para lo que deberán confirmar su asistencia a más tardar el 15 de mayo.

Asimismo, el segundo y tercer lugar de la 16-18 años, en la que juega la oaxaqueña, obtendrán su boleto para jugar en el Texas Masters/IMG Junior World Qualifier en Bracken ridge Park Golf Course, a efectuarse en San Antonio Texas, del 25 al 27 de mayo.

EXPERIENCIA ÚNICA

Por otro lado, la ahora campeona nacional juvenil calificó como una de sus mejores experiencias su participación en el pasado Clasificatorio al Mundial Junior en Tokyo, ya que tuvo la oportunidad de convivir en un marco fraternal con otras jugadoras del país y de manera conjunta defender los colores de México.

“Fue una de mis mejores experiencias en este año. Haber representado a México es lo que siempre desea cualquier deportista y ser parte de ese equipo nacional representó también una gran motivación para mí, además que existió una gran unidad y ello fue un factor elemental”, asentó la golfista de 17 años de edad.