Más de dos meses sin clases en Tlacoatzintepec

El conflicto en el municipio de Tlacoatzintepec se trasladó a la delegación regional de servicios educativos

TUXTEPEC, Oax.- El conflicto en el municipio de Tlacoatzintepec se trasladó a la delegación regional de servicios educativos del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), padres de familia tomaron las instalaciones como medida de presión para exigir una solución a la problemática que tiene a más de 200 niños sin clases desde hace casi 60 días.

El presidente de la asociación de padres de familia, Gilberto Rivera Martínez, argumentó que para los padres, el gobierno y las autoridades educativas hacen caso omiso de la problemática, por lo cual acordaron trasladarse a la delegación y exigir una mesa de negociación.

La petición es el retiro de los 11 maestros que laboraban en la escuela primaria.

Son cerca de cien padres de familia que mantienen tomada las instalaciones de la escuela primaria Melchor Ocampo y el Centro de Educación Preescolar Octavio Paz, con la finalidad de evitar el ingreso de los docentes que señalan de actos indebidos, sin embargo, tras casi dos meses, no hay solución.

Los padres de familia estarán el tiempo que sea necesario, la toma de las instalaciones será indefinida, aunque por la tarde se logró instalar una mesa de diálogo, tras señalar los padres de Tlacoatzintepec, que si es necesario acamparán afuera de la institución.

Rivera Martínez, puntualizó que solo se retirarán si los maestros abandonan la escuela, posterior a establecer una mesa de negociación con personal de gobierno, IEEPO y Sección 22, porque a la fecha señalan que la delegada, Laura Jimenez solo da largas al tema.

Indicó que a nivel estatal no quieren intervenir porque argumentar es un tema político y por parte de la presidenta municipal, Martha Regules, tampoco quiere dialogar, incluso se levantó un documento por ingobernabilidad.

Anteriormente asistieron a Oaxaca ante el IEEPO y en sección 22 con la jefatura, en donde asistió un maestro para tratar de resolver el problema pero no lograron nada y se levantó una minuta en donde se clausuró la escuela.

Tampoco obtuvieron respuesta en la dirección general de educación indígena, por lo cual se trasladaron a la delegación del IEEPO en espera de una solución y que los 11 maestros abandonen el plantel.