Abandona Salud de Oaxaca a 800 comunidades

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

Alrededor de mil 200 trabajadores iniciaron un paro indefinido en oficinas de los SSO de la calle de Violetas, en la colonia Reforma, para demandar insumos y viáticos.

Habitantes de 800 comunidades vulnerables y marginadas en Oaxaca carecen de atención médica porque las 250 brigadas del Programa de Ampliación de Cobertura (PAC) que opera Servicios de Salud de Oaxaca están detenidas.

Desde ayer, mil 200 trabajadores iniciaron un paro indefinido y bloqueo de oficinas administrativas, como las que los Servicios de Salud de Oaxaca tiene en la calle de Violetas, en la colonia Reforma, para demandar insumos y viáticos que no han recibido en lo que va del año.

“Ellos están pensando que el programa vaya a desaparecer y es lo que más preocupa a los compañeros”, expresó el secretario de Organización de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTSA), Carlos Alberto Pérez Bautista.

Advirtió que son los habitantes de comunidades más alejadas quienes desde inicio de año resienten la falta de personal que aplique vacunas o atienda a mujeres embarazadas, lo que ya repercutió en tres muertes maternas, dos en la Cuenca y otra en la Mixteca.

Aunque no han dejado de percibir el pago de salarios, si carecen de insumos y 3 millones de pesos de gasolina que al mes requieren las 250 brigadas médicas de un programa que se inició en 1997 como Programa de Extensión de Cobertura (PES).

Esperan una explicación

“Esperamos de que el día viernes acuda personal de la Secretaría de Salud Federal a explicarnos la centralización (del sistema de salud) y ahí se va a tocar el tema de recursos para programas como el PAC que funciona con una mezcla de recursos”, incluido el Seguro Popular.

Yazmín Guzḿan Nolasco, enfermera de una de las 15 brigadas médicas que a través del PAC operaba en la Sierra, explicó que tan solo en esa jurisdicción sanitaria se quedan desprotegidos 27 mil habitantes a quienes se les visitó por última vez en diciembre.

De manera específica son 27 mujeres embarazadas que no reciben atención, 2 mil 20 menores de cinco años a quienes no se les ha podido aplicar las vacuna de sabin y mil 300 pacientes crónicos a quienes no se les ha surtido medicamentos para su control.

“Hemos estado en la mejor disposición de subir, pero faltan las herramientas, no podemos brindar un servicio”, explicó.

Seguro Popular dejó de financiar desde 2016

Las inconformidades por la falta de recursos al Programa de Ampliación de Coberturas (PAC) iniciaron el lunes en esta ciudad. Al menos 135 trabajadores de la región de la Mixteca protestaron fuera de las oficinas que los Servicios de Salud de Oaxaca tiene en J.P. García, en el centro de la ciudad.

Acudieron además a las oficinas del Régimen Estatal de Protección Social en Salud (REPSS) a plantear su solicitud, ya que en parte el PAC opera con recursos del todavía Seguro Popular.

Entrevistado al respecto, el director del REPSS, Juan Carlos Márquez Heine, aclaró que desde el 2016 el Seguro Popular dejó de financiar al PAC.

Sin presupuesto para brigadas

Los Servicios de Salud de Oaxaca carecen de fuente de financiamiento para operar en el 2019 las 107 unidades móviles que recorren 1 mil 984 casas de salud ubicadas en localidades de difícil acceso.

El titular de la dependencia, Donato Casas Escamilla, aclaró que el pago de los sueldos del personal no se ha interrumpido, pero sí de viáticos de 564 empleados de base, regularizados y formalizados del PAC, entre personal médico, de enfermería y promotores.

Se carece además recurso para el combustible e insumos que permitan realizar 13 intervenciones preventiva-curativas en beneficio de 1 millón 276 mil 804 personas.

El problema se originó porque el PAC opera de acuerdo con el Catálogo de Categorías Programáticas de la Administración Pública Federal del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), pues es el Gobierno Federal quien, a través del Ramo 12, aporta el presupuesto para que la Secretaría de Salud Federal lo administre en coordinación con los gobiernos estatales.

El cambio de administración en el Gobierno Federal propició que ya no se ejecutara el presupuesto que anteriormente se destinaba a través del Programa de Inclusión Social Prospera, hoy Bienestar.

Eso ocasionó que ya no se considerara una fuente de financiamiento para la continuidad de estas acciones para los Servicios de Salud de Oaxaca a partir del 1 de enero de 2019.

Para encontrar "soluciones viables y cumplir con las demandas de trabajadores" se espera que en los próximos días se realice una reunión con representantes de la Secretaría de Salud Federal.