Crean el prototipo de embarcación pesquera

Especialistas de CRIP de Salina Cruz desarrollan nuevas tecnologías aplicables a la pesca

SALINA CRUZ, Oaxaca.- El Centro Regional de Investigación Pesquera (CRIP) de Salina Cruz, se encuentra desarrollando nuevas tecnologías para eficientar y facilitar la actividad de las pesquerías comerciales en la región, por lo que es el único en este campo entre los centros regionales del país, reveló Saúl Sarmiento Nafate, encargado del despacho y pionero en este tipo de investigaciones.

Se tiene ya un importante avance en los trabajos tendientes a la creación de un prototipo de embarcación pesquera, que sustituya en forma paulatina a la flota camaronera que ya es obsoleta y algunas de cuyas naves tienen más de 60 años en operación.

La meta es reducir costos de operación

El objetivo es reducir los costos de funcionamiento para la captura de especies marinas comercializables.

El funcionario federal destacó que esta embarcación ahorraría hasta un 30 % de combustible en comparación con los vetustos barcos de la flota del sureste mexicano.

Además, esta embarcación puede realizar la captura del camarón hasta una profundidad de 600 metros en el lecho marino, y cuenta con capacidad técnica y tecnológica para permitir que capture otras especies comerciales.

Cuenta con una bodega con capacidad de 30 toneladas métricas, con capacidad operativa de 30 a 40 días, y esto le permite realizar sus actividades de forma autónoma en altamar.

De igual manera, remarcó que el depósito de agua potable sería de acero inoxidable.

La nave tendría capacidad para albergar a 7 personas; en tanto que el motor del barco se ubicaría en la proa, lo que eficientaría en un 100 % la energía generada por ese mecanismo, donde por igual se instalarían las herramientas de captura.

Captura de camarón y especies de escama

El barco está diseñado no sólo para capturar camarón, sino también escama, es decir puede operar a “media agua” y en la zona “pelágica”, ya que se pueden cambiar las redes y colocar el “portón de arrastre” a la altura que sea necesario, para la pesca en las zonas mencionadas, lo que redundará en beneficios de la flota pesquera en el Océano Pacífico y el Golfo de México.

Sarmiento Nafata indicó que dadas las condiciones actuales económicas, construir una embarcación de estas condiciones implicaría erogar una inversión de entre 650 mil a 700 mil dólares.

Y es aquí donde surge la pregunta, dijo, ¿cómo financiarlo? Indicó que implementar nuevas tecnologías en el sector, es difícil y se debe buscar el consenso con los empresarios para que lo comprendan y participen.