Velo de misterio en muerte de istmeño

El cadáver presentaba rastros de sangre seca en el rostro y no había el clásico charco de sangre en el suelo

ASUNCIÓN IXTALTEPEC, Oaxaca.- Un velo de misterio cubre la muerte de un sujeto de edad adulta, cuyo cadáver fue localizado la noche del pasado martes bajo el puente viejo de esta localidad.

Se presume que el ahora occiso cayó del puente y se golpeó la cabeza, lo que le costó la vida.

Las autoridades correspondientes investigan si este fallecimiento se deriva de un mero accidente, un posible suicidio o un presunto homicidio, lo que se establecerá en el curso de las indagatorias en torno a este caso.

El macabro hallazgo

El cuerpo sin vida de este individuo de aproximadamente 50 años de edad, fue encontrado al filo de las 21:00 horas bajo el puente viejo de esta localidad, en el cauce del río de Los Perros.

El cadáver estaba en el suelo pedregoso, en posición de decúbito dorsal, es decir boca arriba, y sobre el rostro tenía rastros de sangre seca, pero a simple vista no se apreciaba el clásico charco de líquido hemático en el suelo, por lo que resulta extraña la dinámica de su muerte.

Las autoridades recopilaron los indiciones que había en la escena de los hechos, los cuales pudieran ayudar a encontrar la verdad de este caso.

El desafortunado individuo al momento de su muerte vestía pantalón de mezclilla azul, y camisa de cuadros azul con blanco y líneas negras y grises.

Las hipótesis del fallecimiento

Una hipótesis de este caso es que el desafortunado sujeto se aventó desde el puente, cansado de su existencia.

Pero no se descarta que pudiera haber caído de manera accidental o, en el peor de los casos, que haya sido arrojado por alguien más.

Serán las autoridades quienes sigan el curso de las investigaciones y establezcan las causas del fallecimiento del malogrado sujeto.

Cabe destacar que al momento del levantamiento legal del cadáver no se le encontró documento alguno que revelara su identidad.

El cuerpo sin vida fue trasladado al descanso municipal para la práctica de la necrocirugía de ley, la cual determinará las lesiones que presenta y las causas reales de la muerte.

Las autoridades solicitaron la colaboración de la ciudadanía para dar con los familiares de esta persona a fin de que realicen la identificación legal y reclamen la entrega del cuerpo para que le den sepultura según sus creencias.

La declaración de los familiares pudiera arrojar información sobre las razones por las que el ahora occiso se encontraba en ese lugar.