Repuntan 17% males diarréicos por ola de calor en Oaxaca

ArchivoArchivo

Los Servicios de Salud de Oaxaca alertan sobre el consumo de comida en la vía pública

Previo al inicio formal de la temporada de calor, las enfermedades diarreicas agudas reportan un incremento del 17 por ciento entre la semana epidemiológica número 8 del 2018 y la del 2019.

La responsable estatal del Sistema de Temperaturas Naturales Extremas en los Servicios de Salud de Oaxaca, Flavia Teresa Morales Aguilar, indicó que en lo que va del año suman ya  24 mil 760 casos, por encima de los 21 mil 84 casos que se tenían en el 2018 con corte a la semana número 8.

En epidemiología “la temporada de calor se considera del 17 de marzo al 15 de octubre y es común observar un incremento en enfermedades infecciosas y no infecciosas”.

El problema es que el aumento se presenta aún sin que la temporada de calor haya empezado. “Vemos que el clima está cambiando y en varias jurisdicciones sanitarias, como la del Istmo, Costa y Tuxtepec, registran temperaturas que rondan los 40 grados”.

Evitar comer en la calle

En en esas jurisdicciones donde se reportan mayor número de enfermedades infecciosas, incluyendo las intoxicaciones por alimentos.

Por ello, “se recomienda  evitar comer en puestos de la calle que no están bien regulados, falta higiene y los alimentos están expuestos a temperaturas altas y se descomponen rápidamente”.

Lo único que se mantiene a la baja es la tendencia de enfermedades no infecciosas como golpe de calor que es sencillo evitar si la persona se hidrata y evita exposición directa al sol.

Dentro de las recomendaciones que ofreció Morales Aguilar para evitar un golpe de calor, está la de realizar los homenajes y actividades deportivas bajo sombra o fuera de los momentos del día con mayor radiación, de entre las 11:00 y 15:00 horas.

Golpes de calor

Un golpe de calor puede ocasionar la muerte si la persona se expone a temperaturas extremas y elevadas, ocasionando fatiga, sed, náuseas y vómitos que de no atenderse pueden desencadenar espasmos musculares, contracciones y la pérdida de conciencia.

Evitar esas complicaciones “es sencillo si la persona se hidrata antes de sentir sed”, sin que años recientes se haya registrado alguna defunción en Oaxaca por este problema.

Tampoco registraron casos de quemaduras solares, sin embargo Morales Aguilar considera la posibilidad de que eso se deba a “que el sistema tiene un subregistro que no llega hasta el nivel estatal”, por eso habrá una capacitación para reforzar los diagnósticos en las unidades de primer nivel.