La peor cara de Oaxaca recibe al turismo

A juicio de los ciudadanos, los accesos a la capital deberían mantenerse en condiciones adecuadas, no solo en temporada de Guelaguetza, sino durante todo el año.

A cinco semanas de que inicie el periodo vacacional de Semana Santa y a poco del segundo puente largo, no se observa ningún trabajo de acondicionamiento de camellones, reencarpetamiento o limpieza de guarniciones en los accesos que atraviesa la carretera 190-Istmo-Oaxaca, Oaxaca-Cuacnopalan-, así como la de Simbolos Patrios, que enruta a quienes llegan por avión.

Pero lo que es más, los ciudadanos se preguntan si al ser la capital del estado una de las ciudades de mayor atractivo para el turismo, no merece la pena que la puerta de entrada se mantenga bella.

Cada año, si bien va, limpian entradas

Oscar Martínez tiene un pequeño negocio cerca del crucero de Hacienda Blanca, en Etla; él se dice desanimado porque al principio procuraba que al menos en la parte donde está su local se viera limpio, situación que no dura mucho tiempo.

"Este crucero ya les gustó a los maestros y otros grupos de manifestantes, los mismos que cada que vienen y se plantan aquí, dejan montones de basura y ocupan los árboles para orinar; por si fuera poco, la autoridad municipal y menos la estatal hacen absolutamente nada al respecto", dijo Oscar.

El quejoso refirió que desde principios de julio de 2018, no se ve una máquina por la zona que barra o recoja basura, mucho menos cuadrillas que pinten guarniciones o topes.

"Dicen en las noticias que algunas personas consideran a Oaxaca entre los lugares más hermosos del mundo y claro que lo es, pero tenemos que reconocer que también lo tenemos muy descuidado; aquí nunca hemos recibido una invitación del presidente municipal de San Pablo -Etla-, para que hagamos un tequio; pero aunque lo hagamos, si los manifestantes tampoco cuidan, esto no va a cambiar", concluyó.

En los accesos a la capital, esta imagen deja muy mal parados a los oaxaqueños frente a los visitantes

Obscuridad e Inseguridad

"Lo peor ni siquiera es la suciedad, los baches o los camellones maltratados; además, tenemos que lidiar con la delincuencia porque hay una franja muy amplia entre San Pablo Etla y Oaxaca de Juárez, que está totalmente obscura", denunció Carmen Solano.

Agregó que en algunos negocios de esa área han tenido que colocar cámaras y buscar formas de resguardar la seguridad de los mismos, porque difícilmente hay rondines policiales.

"No quiero ni imaginar el día que comiencen a asaltar a quienes circulan en vehículos; pero independientemente de ello, se ve horrible la entrada sucia y todavía sin luz; yo creo que el gobernador y los presidentes municipales deben hacer algo para que todo el año, las entradas a la ciudad luzcan bien", comentó Solano.

Lamentó que como propietarios de comercios o casatenientes paguen puntualmente sus impuestos, donde se incluye el barrido y nadie pase una escoba en las áreas comunes y menos en el camellón central de la carretera.

"Evidentemente todo mundo se deslinda de responsabilidad en ese sentido; incluso los vecinos, si quieres organizarlos, te dicen que son libres de decidir si le entran o no y como verás, nadie apoya", expuso.

Nadie se responsabiliza

Isabel Gloria Cruz, comerciante y vecina de San Jacinto Amilpas, acusó que los actos vandálicos contribuyen a dar una pésima imagen de Oaxaca en la entrada a la ciudad, pero lo hizo mucho más al manifestar que no hay autoridad alguna que se haga responsable de poner orden.

"A veces, a las 6 de la mañana se van nuestros hijos a la escuela y no hay luz; este tramo de Brenamiel se ve oscuro y se pone peligroso; por si fuera poco, los que vienen al tianguis de carros los domingos, generan cantidades de basura que nadie levanta y lo peor es que ahora ya agarraron de cantina", señaló.

Isabel subrayó el destrozo de los paradores que además de dar un péximo aspecto, ponen en peligro a quienes deben esperan cerca de ellos el transporte público.

"Puro dinero que echaron a la basura y el destrozo es el reflejo de cómo vivimos y actuamos los que debemos cuidar la casa; ojalá que las autoridades no sigan echándose la bolita y mejor se coordinen para arreglar las entradas a la ciudad, eso nos beneficia a todos", puntualizó.