Sigue en aumento la hepatitis A en Oaxaca

Mario Jiménez LeyvaMario Jiménez Leyva

Así como en 2018, en las primeras nueve semanas del 2019 la hepatitis vírica A mantiene una tendencia a la alza del 40 por ciento.

El responsable Estatal de Vigilancia Epidemiológica de Hepatitis Viral de los Servicios de Salud de Oaxaca, William Alejandro Ordaz Cervantes, informó que en lo que va del año se han reportado 77 casos.

“La tendencia sigue a la alza, tenemos un 42 por ciento de incremento en comparación con el 2018”, aseguró.

Cada nuevo caso de hepatitis vírica A refleja un problema de contaminación que se puede prevenir, tanto en el manejo de los alimentos como del agua para consumo humano.

“Si no hay una higiene adecuada y las temperaturas son elevadas los alimentos se descomponen, pero muchas personas prefieren consumirlos a tirarlos”, expresó Ordaz Cervantes.

Problema de higiene

En Oaxaca la falta de cloración adecuada del agua sigue siendo un problema grave de salud pública, cuya primera responsabilidad recae en las autoridades municipales.

“Hemos podido identificar que lo que hace falta es mucha concientización de la población para el manejo de excretas, lavado de manos y preparación de alimentos”, insistió.

Una coloración amarilla en la piel y en los ojos es el principal síntoma de una persona con hepatitis vírica A que requiere “acudir al médico para toma de muestras de laboratorio” que permitan “hacer un análisis e intervenir a tiempo, “cortar el flujo de la enfermedad” para que no sea un brote mayor.

Siete brotes activos

Municipios como Santa Lucía del Camino, Santa María Mixtequilla, San Pedro Pochutla, Huajuapan de León, Tlalixtac de Cabrera y San Pablo Villa de Mitla mantienen un brote activo de hepatitis.

Tanto Tlalixtac como Mitla son municipios repetidores que durante el 2018 registraron entre 18 y 17 casos cada uno.

En lo que va del año Oaxaca se ubica en el décimo lugar a nivel nacional, siete lugares más abajo que en 2018 y 2017 que no salió del tercer lugar, después de Guerrero y Veracruz

En total, durante 2018 en Oaxaca se reportaron 45 brotes. Los municipios más afectados por los 673 casos fueron 22, pero principalmente el de Oaxaca de Juárez con 137 casos, Juchitán de Zaragoza con 68 casos y San Jerónimo Tlacochahuaya con 68 casos.