Despiadada ejecución en un bar de Tehuantepec

La ejecución ocurrió en un negocio con venta de bebidas embriagantes en la zona conocida como "Los Manguitos" de Barrio Vixhana

TEHUANTEPEC, Oaxaca.- Un homosexual perdió la vida de varios impactos de arma de fuego, en el interior de un improvisado restaurante-bar en la zona conocida como "Los Manguitos" del barrio Vixhana en este municipio.

Policías municipales, policías federales, efectivos del Ejército Mexicano y hasta agentes de vialidad recibieron el reporte sobre esta artera ejecución por parte de los Servicios de Emergencias 911 al filo de las 15:00 horas, por lo que se activó la alerta.

De inmediato, acudieron al lugar a tomar conocimiento del caso y dieron intervención al agente del Ministerio Público.

Al llegar a la escena del crimen, los uniformados localizaron un cuerpo sin vida, derribado en el suelo del negocio en un impresionante charco de sangre.

El cadáver se hallaba junto a mesas de plástico y cerca de un canal de riego que existe dentro del establecimiento.

Así era en vida el malogrado sujeto ejecutado en la zona de "Los Manguitos" del Barrio Vixhana

La víctima fue identificada

El ahora occiso fue identificado como Fernando NN, alias la Pollita, quien presentaba impactos de arma de fuego en diferentes partes del cuerpo.

En las primeras pesquisas, los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) encontraron varios casquillos percutidos presuntamente calibre .22.

Los investigadores presumen que los proyectiles fueron disparados por varios sujetos, quienes luego de vaciar la carga de sus pistolas se dieron a la fuga con rumbo desconocido.

La víctima vestía pantalón de mezclilla color azul y camisa color gris, calzaba tenis color rojo; representa una edad aproximada de 30 a 40 años de edad.

Posteriormente, se ordenó el levantamiento del cadáver para ser enviado al descanso municipal con el propósito de que se le realice la necropsia de ley, para establecer las verdaderas causas de su muerte.

Por lo pronto, los agentes estatales de investigación ya iniciaron con las primeras indagatorias del caso, por lo que no descartan ninguna línea de investigación.

Por la violencia con que perpetrada la ejecución no se descarta un crimen de odio o un ajuste de cuentas, pero esto será informado conforme avancen las pesquisas y se establezca el motivo real de este asesinato.

Antecedente de crimen de odio

Cabe recordar que la noche del pasado 9 de febrero fue asesinado el activista muxe Óscar Cazorla, de 62 años de edad, fundador de la vela de las “Auténticas Intrépidas Buscadoras del Peligro”, una de las mayores festividades de la diversidad sexual en el Istmo de Tehuantepec.