Noche de estrenos para la Sinfónica de Oaxaca

La OSO ofreció, el pasado fin de semana, un concierto en homenaje al filántropo Alfredo Harp Helú, por sus 75 años de vida.

Los músicos de la Orquesta Sinfónica de Oaxaca (OSO), dirigidos por la batuta del maestro Eliseo Martínez García, ofrecieron el pasado fin de semana un concierto en homenaje al filántropo Alfredo Harp Helú, por sus 75 años de vida. Este recital se conformó de varios estrenos y las voces de las sopranos Olivia Gorra y Ana Rosalía Ramos, así como del tenor Rodrigo Petate y César Martínez Bourguet, en el violoncello.

Los estrenos del programa comenzaron con: Guelaguetza, tres estampas oaxaqueñas, de Juan León Mariscal, seguida de En Zaachila, (Danza de la pluma, Danza de los malviejos) y Viernes Santo en Coyotepec, interpretado por la soprano Olivia Gorra.

La noche del sábado, en el Teatro Macedonio Alcalá se pudieron escuchar también piezas como: La Flauta Mágica, de Wolfang Amadeus Mozart; las arias: La reina de la noche, ejecutada por Ana Rosalía Ramos; Mon coeurs souvre, de la ópera Sansón y Dalila, de Camille Saint-Saëns, así como la intervención de César Bourguet, quien con su violonchelo tocó Variaciones sobre un tema rococó, de Piotr Ilich Chaikovski, entre otras melodías.

Del músico polaco radicado en Oaxaca, Ryszard Rodys, se estrenó mundialmente: El oratorio de los salmos, dedicado a don Alfredo Harp Helú como gratitud por su trabajo filantrópico. Los textos para esta obra fueron seleccionados del libro de los Salmos, los cuales interpretó el tenor Rodrigo Petate y las dos sopranos antes mencionadas.

Ryszard Rodys nació en Varsovia, donde estudió órgano y canto gregoriano en el Instituto de la Música Sacra de la Curia Metropolitana de Varsovia. En la materia de composición es autodidacta. Vive en la ciudad de Oaxaca desde hace 15 años, donde coordina la Fonoteca Juan León Mariscal; es catedrático en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) y del Centro de Iniciación Musical de Oaxaca (CIMO).

El domingo, la OSO repitió el mismo programa donde volvió a compartir con el público oaxaqueño estos estrenos.