CATALEYA, UNA MUJER CON LA LUCHA EN LAS VENAS

A diario se prepara para seguir vigente en el gusto del público.

Sensualidad, carisma y entrega o es, entre otras cualidades, pero sobre todo, ser mujer, son las que tiene una luchadora que viene picando piedra, para convertirse en una de las favoritas de la afición oaxaqueña, ella es Cataley.

Fue un 2 de octubre del 2017 en la función de lucha libre que se realizaron en la  agencia la Experimental, perteneciente a San Antonio de la Cal, donde esta joven inició su carrera en el mundo del pancracio, esto, en un mano a mano contra el luchador Cross, “tenía muchos nervios y miedo, porque era la primera vez que subía a luchas y estaba enfrente del público, pero bendito sea Dios todo salió bien”.

Indicó que fue por curiosidad que la llevó a la lucha libre, así como ver como uno de los mejores luchadores de Oaxaca, su hermano,  el suicida Lalo El Loco y de Thanatos

El nombre.

Refirió que el nombre luchistico que adoptó se debe a que vio la película La Colombiana, que protagonizó Zoe Yadira Saldaña Nazario, que le da vida al personaje  que es Cataleya, mismo que surge de una orquídea colombiana que lleva ese apelativo, “la máscara muestra unos pétalos protegiendo la flor”.

Durante los primeros seis meses, Cataleya lucía su rostro en todo su esplendor, sin embargo, después, por petición de sus amigos, luchadores y fans, le pidieron que sería más interesante que saliera con máscara, por lo que, decidió hacer el diseño y es con la que actualmente se presenta en cada uno de sus compromisos luchisticos que tiene en las diferentes arenas de la ciudad y en municipios conurbados.

Rivales.

Dentro de las rivales que tiene esta gladiadora se encuentra la ruda de rudas,  Diosa Quimera, Macumba la Nahuala, Coral, Lucy Amazona, La Magnífica, entre otras;  y ha tenido como compañera a Princesa Sugey, “el luchar con ellas me ha servido de experiencia ya que he aprendido más sobre este deporte, lo cual me ha ayudado bastante en varios encuentros”.

Viajes.

Su constancia dentro de este rudo deporte la han llevado a presentarse en diferentes arenas de la entidad oaxaqueña, así como Puebla y la Ciudad de México, en esta última, el año pasado recibió un reconocimiento por parte de la revista Box y Lucha, “lo cual es un halago y un privilegio el que como luchadora me reconozcan en esta revista enfocada a dos de los deportes de los que los mexicanos somos aficionados, donde pude interactuar con varios luchadores reconocidos”.

Lesiones.

En sus casi dos años dentro del mundo de los costalazos, la luchadora ha tenido algunas lesiones, las cuales, por fortuna, no han sido de gravedad, “no han sido fracturas, pero si moretones, inflamaciones, pero gracias a Dios, nada grave hasta el momento, todo ello, gracias a que procuro estar diariamente en el gimnasio”.

Finalmente pidió a los amantes de la lucha libre oaxaqueña, que sigan apoyando a los luchadores y sobre todo, que acudan a la arena El Mastín Tercero, donde podrán disfrutar de los espectaculares vuelos y sobre todo, de la presencia de una luchadora que va creciendo en este rudo deporte.

De esta manera, las mujeres demuestran que pueden incursionar en cualquier deporte, por más rudo que parezca y sobre todo, con la misma entrega y pasión que los varones.