Fundación NG: la fuerza de una mujer

Dentro de las actividades se encuentra la entrega de sillas de ruedas.

Alma Nicolás es una mujer oaxaqueña, contadora pública de profesión con una maestría en Administración, quien desde hace 20 años se convirtió en empresaria y disfrutaba de una vida tranquila y estable, pero repentinamente, un día, hace 12 años, un problema neuro ocular, cuyo tratamiento se prolongó durante 6 años para su mejoría, cambió su apreciación acerca de la vida.

Su problema tuvo un largo recorrido en diferentes hospitales, entre visitas médicas, estudios y éxamenes, donde pudo conocer a muchas otras personas, con muchos padecimientos, que a diferencia de ella, no podían solventar sus tratamientos, ni tenían ningún apoyo de otras personas, mientras ella contaba con el de un gran amigo.

"Dicen que en los hospitales y en la cárcel se conoce a los amigos y efectivamente, y algo que se queda muy grabado en mí es el agradecimiento a las personas que me pudieron ayudar", nos comparte en entrevista, la empresaria oaxaqueña.

Como contraparte, la empresaria tuvo que vivir la decepción de la persona a la que había confiado sus empresas, quien, durante su ausencia para llevar su tratamiento fuera de Oaxaca, dejó sin recursos a sus negocios; sin embargo, a pesar de este duelo y las adversidades que había tenido que enfrentar, ella continuó con su vida y persiguiendo sus sueños.

A su regreso a Oaxaca hace 6 años, bajo el consejo del médico, quien le recomendó hacer actividades que la hicieran feliz, Alma Nicolás decide poner una estética, donde en una ocasión, llegó una mujer pidiendo cortar su cabello, y entre lágrimas le contó que el motivo era el inicio de su tratamiento de quimioterapia y le compartió sus sentimientos al decirle que se sentía fea.

Esta situación la conmovió mucho y le compartió su propia experiencia, la cual resultaba increíble para la mujer, pues le dijo que no podía creer que a pesar de sus problemas, luciera tan guapa y arreglada, a lo cual le respondió que lo que ella menos quería era decaer y que la gente la viera mal y que si se arreglaba era para ella misma, para sentirse mejor y, en ese momento, se comprometió a ayudarla para que ella no se sintiera mal.

"Así empezó todo, le enseñé a maquillarse y le dije que le iba a conseguir una peluca, la primera peluca oncológica que regalamos; lamentablemente,l ella falleció al año y medio y fue muy triste", nos comparte la también especialista en belleza, quien a raíz de esto comienza regalando más pelucas a más mujeres con cáncer, tratando de apoyar en su difícil proceso durante su tratamiento.

Fundación NG

Dos años después nace formalmente Fundación NG, con el objetivo de apoyar causas y sectores vulnerables del estado, el cual inicia con recursos de las propias empresas de su fundadora, las cuales donan un porcentaje de sus ganancias para seguir con actividades altruistas.

Al darse a conocer sus actividades, muchas personas se acercaron para pedir apoyos como aparatos auditivos, sillas de ruedas, aparatos ortopédicos, lentes y muchas otras cosas, lo que les hizo tomar la ayuda como una misión.

"He tenido muchos golpes en la vida, pero a partir de comenzar a ayudar empecé a sanar mucho, pero principalmente del alma; hay muchas cosas que vas conociendo y reflexionando en la vida... y la actitud postiva es lo que nos hace salir adelante... Ayudar para mí es parte de mi vida y es indispensable para mí todos los días", comparte Alma.

Grandes logros

Fundación NG realiza una labor diaria de ayuda, en la que participan todos y cada uno de sus miembros, quienes también se unieron a los eventos con causa que comenzaron cuando la pequeña Sofía, quien padecía cáncer en el cerebro, llegó a pedir apoyo, por lo que se realizó la rifa de una obra para recaudar fondos a favor de su causa, que ayudaron a que la pequeña vaya mejorando favorablemente.

Así, han llegado a donar 328 pelucas oncológicas, 100 sillas, 60 aparatos ortopédicos, 50 aparatos auditivos, 100 becas escolares, incontable número de alimentos, ropa y enseres de primera necesidad en comunidades de las 8 regiones y colonias conurbadas, capacitación para el trabajo, servicios legales y administravivos, servicios asistenciales de salud, ayuda para transporte y traslado de pacientes a otras ciudades, apoyos para niños de la calle y personas de la tercera edad, entre otros.

La oaxaqueña nos comparte que si bien tuvo momentos buenos, también ha tenido altibajos durante su tratamiento que aún continúa, pero el saber que ella puede ayudar, le dan siempre el impulso para seguir adelante, por lo que también se ha dado a la labor de concientizar a sectores de la sociedad del estado, como empresarios y políticos, a sumarse a causas altruistas, no necesariamente de una fundación, que ayuden en cualquier sector donde vean necesidades.

"Se tiene que vivir el día de hoy con lo que tú puedas hacer, con lo que puedas realizar, con lo que puedas trabajar, no forzarte de más, porque eso también daña nuestra salud; nuestra integridad como personas; mucha gente se mata trabajando; pero tenemos que destinar nuestro tiempo para dormir, para nuestra familia," aconseja nuestra entrevistada.

Si quieres conocer más acerca de la fundación y apoyar sus actividades, puedes contactar:

Facebook: Alma Nicolás

Fundación NG Oaxaca A.C.

Twitter: @AlmaNicholaG

Instragram: almanicolas01

Dirección: Pino Suárez 203, Centro, Oaxaca y Calzada de la República 203, Centro Oaxaca.