Daño colateral: se suicida hijo de víctima de la represión en Nochixtlán

ArchivoArchivo

Por caer en depresión, el hijo mayor de uno de los heridos de bala, durante la represión de la Policía Federal (PF) en Asunción Nochixtlán, que aún se encuentra en rehabilitación, se suicidó en la Ciudad de México.

“Tuvo que dejar la escuela para ponerse a trabajar, porque escaseaba el dinero en su familia, pero como lamentablemente no fue atendido, entró en depresión y pasó lo que pasó”, afirmó el representante del grupo Sobrevivientes del 19 Junio Tlaxiaco-Nochixtlán, José Luis Cruz Aquino.

Aquel 19 de junio de 2016, cuando la PF desató su violento ataque en ese municipio mixteco, la víctima, René Cruz Cruz, tenía apenas 15 años y estaba por terminar la escuela secundaria, sin embargo, debió abandonar sus estudios, porque su papá René Cruz Flores, quedó imposibilitado para trabajar, debido al disparo de arma de fuego recibido en una pierna.

“Era casi un niño, apenas iba a cumplir los 16 años, cuando fue la represión, pero como hermano mayor decidió dejar los estudios y trabajar por las carencias que había en la familia”, asentó.

Fue así que decidió irse a la Ciudad de México, en búsqueda de un empleo y tratar de contribuir con el sostenimiento familiar, por tener dos hermanos menores de edad cursando la primaria.

“Se complicó mucho la situación familiar, porque René Cruz Flores era el único sostén de la familia y ya no podía trabajar; él se dedicaba a la albañilería, a la electricidad y a la plomería, pero con la lesión era imposible seguir haciéndolo. Además, al inicio no recibió ayuda de la Comisión (Ejecutiva) de Atención a Víctimas para su asistencia médica y rehabilitación”, apuntó.

De esta manera, durante sus casi tres años de estancia en la Ciudad de México, el hijo colaboró con el sustento de la familia, porque el padre hasta ahora no se ha recuperado totalmente.

“Como no tuvo la atención debida, René Cruz Flores ya quedó mal; entonces, el hijo tenía que seguir trabajando. Hace poco, había encontrado trabajo en servicios generales del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México”, anotó.

Sin embargo, René Cruz Cruz, que estaba por cumplir 19 años de edad, empezó meses atrás a experimentar tristeza, dolor y enojo por la crisis económica en su familia y el estado físico de su padre, que finalmente desencadenaron en una depresión severa.

“Desafortunadamente nunca recibió terapia de contención emocional o atención psicológica especializada y así tomó la mala decisión de suicidarse. Podría decirse, que es un daño colateral de lo que pasó el 19 de junio en Nochixtlán”, terminó.

Sepultado en Zahuatlán

René Cruz Cruz se suicidó el sábado pasado en el cuarto que rentaba en la colonia El Arenal, alcaldía de Venustiano Carranza, en la Ciudad de México. Fue sepultado el lunes en el panteón municipal de su lugar de origen, Magdalena Zahuatlán.