Carnaval de Minas: tradición palenquera

Anualmente, en el palenque Real de Minas se preparan los pintos; el año pasado lanzaron a su grupo, este año seguirán la tradición.

SANTA CATARINA MINAS, Oaxaca.- En el municipio fundado en 1580 se vive, cada año, un día antes del Miércoles de Ceniza, la fiesta en la que está permitido sacar a los demonios. A 40 kilómetros de la capital del estado, el viento cálido abre el olfato y el gusto. Desatar los demonios es la invitación y está permitido gritar, brincar, asustar, correr y liberarse.

Desde temprana hora, los preparativos para el toque final de cada disfrazado comenzarán en cada barrio de Santa Catarina Minas. Diversos grupos de hombres, en su mayoría, y algunas mujeres, se prepararán para disfrazarse. Las bandas estarán listas para acompañarlos. El punto de partida son los palenques y el destino es la explanada municipal, donde se reúnen para escenificar su carnaval.

Desde tiempos inmemoriales, los habitantes de esta comunidad se han dedicado a la elaboración de mezcal; así dan cuenta vestigios prehispánicos encontrados en el lugar. Existen palenques de más de 200 años. Se cuenta que los jueves se instalaba un tianguis de maguey.

En la tierra en la que actualmente existen 14 palenques de mezcal, dos mil 300 habitantes y un templo dedicado a Santa Catarina de Alejandría, sucede cada año, desde hace siglos, el famoso Carnaval de Minas.

Cada comparsa saldrá hoy de su barrio y se reunirá frente al Palacio Municipal. Cada año reúne a más de 300 participantes provenientes de los cuatro barrios: Barrio Chico, Barrio Peñasco, Barrio Centro y Barrio Arriba. Vive este año su edición 2019.

En cada uno de los palenques que existen en esta comunidad, se pintan los participantes de esta fiesta en la que la catarsis, adrenalina y bebidas espirituosas, son denominador común.

La creencia de los pobladores es que, un día antes de la Cuaresma, se deben liberar a los demonios y entonces todo se vale, entre sabor a mezcal y tepache interminables. Hoy no faltará durante las siete horas que dura el baile, esta bebida ancestral que hace comulgar a los espíritus.

UBICACIÓN

Se localiza en la región de los Valles Centrales y pertenece al Distrito de Ocotlán, a una altura de 1,560 metros sobre el nivel del mar. Limita al norte con San Antonino Castillo Velasco, al sur con San Jerónimo Taviche y Santa Lucia Ocotlán; al oriente con Ocotlán de Morelos y San Dionisio Ocotlán; al poniente con San Miguel Tilquiapan. Su distancia aproximada a la capital del estado es de 40 kilómetros al sur.