Sigue tomado el palacio municipal de San Jacinto Amilpas

Yolanda Santos, edil de San Jacinto Amilpas utiliza sedes alternas para no paralizar el trabajo en beneficio de la comunidad

Representantes vecinales de los asentamientos que conforman el municipio de San Jacinto Amilpas llamaron a las regidoras que mantienen tomado el Palacio Municipal del lugar desde hace casi 15 días, a ser congruentes con los compromisos que contrajeron para servir a la población, y manifestaron su total respaldo a la edil Yolanda Santos Montaño.

En reunión realizada este domingo, presidentes de Comités Vecinales llamaron a las concelajes a desistir de su interés por afectar el desempeño de la administración municipal, porque con ello se trastoca a una población entera.

En distintos momentos, representantes de las colonias Azteca, Nuevo México, Santa Cruz, Jardínez de la Primavera, Fraccionamiento Pintores Dos y la República, entre otras, exigieron a la presidenta municipal, que actue con apego a Ley para la recuperación de las instalaciones del edificio y de la Casa de la Cultura.

"El daño causado por el conflicto afecta el desarrollo cultural de por lo menos 300 niños que se benefician de los programas, cursos y talleres que ahí se llevan acabo, ese es un atentado contra los derechos de los infantes que no puede ser tolerado más", reclamaron.

En voz del presidente de la Colonia La República, Alberto Sánchez López, los representantes vecinales pidieron la intervención de las autoridades y legisladores para que se ponga fin de una vez por todas a esta situación que provoca el retroceso del municipio.

"Todos sabemos que hay detrás de esto, la población de San Jacinto Amilpas decidió en su momento terminar con esos vicios y estamos conscientes de que hay resistencia al cambio, pero tampoco podemos permitir que las cosas sigan igual porque son actos ilegales provocados por intereses ajenos a la comunidad", dijo.

A su vez, Alexander Velásquez, de la Colonia Santa Cruz, reprochó el actuar de las concejales interesadas en desconocer a los nuevos representantes vecinales cuando estos fueron electos democráticamente y ante la presencia de ellas mismas, quienes avalaron las asambleas correspondientes.

"Los hechos constan en actas, no pueden referir ahora que no somos representantes y como tales, respaldamos la acción de las autoridades para el rescate de lo que es propiedad del pueblo", advirtió.

De su lado, la munícipe indicó que pese a la toma de los edificios la administración sigue trabajando y que no caerá en provocaciones que buscan violentar al municipio.

"Estamos buscando por los cauces legales la devolución del inmueble, porque no caeré en provocaciones y mucho menos cederé a chantajes cuyo transfondo es económico. Seguiremos trabajando con la población que decidió que ejercieramos el mandato", expresó Yolanda Santos.