Tehuantepec, violencia infernal

Angel MendozaAngel Mendoza

Tras encerder fuego, presuntos empleados usaron el vehículo como escudo para lanzar piedras

TEHUANTEPEC, Oax.- Un intento de desalojo de trabajadores sindicalizados que mantenían tomado el palacio municipal de Tehuantepec quienes eran liderados por Antonio Aquino García, dejó como saldo un muerto de bala, cuatro personas lesionadas y un vehículo de limpia incendiado.

Alrededor de las 11:00 horas un grupo de persona, que se concentró desde temprana hora en el estacionamiento la “panzona”, pretendió desalojar a los trabajadores sindicalizados inconformes que desde las 6:00 mantenían tomado el palacio municipal de Santo Domingo Tehuantepec en reclamo de mejores condiciones laborales.

Antonio Aquino, líder de los sindicalizados, responsabilizó a la autoridad municipal del intento fallido del desalojo de las oficinas gubernamentales.

Como resultado del enfrentamiento fueron heridos de bala: Jaime Roque Zúñiga, Flavio Esteva Villalobos, Rubén Carrasco Flores y Alfonso Vázquez Cuevas, quienes fueron trasladados a un hospital para la atención médica, dijo Aquino García, sin embargo, no hubo elementos que comprobaran lo dicho por el dirigente.

Presuntos sindicalizados, algunos acusan grupo de choque, se atrincheran en el Palacio Municipal

Responden

Molestos por la acción, los trabajadores respondieron e incendiaron un camión recolector de basura, con el que habían bloqueado la avenida Juana Cata Romero.

Ante estos hechos de violencia Aquino García pidió al gobierno del estado ponga atención al problema de los sindicalizados.

A las 6:00 horas del miércoles los sindicalizados cerraron el palacio municipal para exigir a la presidenta municipal, la morenista Vilma Martínez, atender los reclamos de la base trabajadora. Entre las exigencias están temas de salud y salariales.

Aunque los trabajadores pregonaban que realizaban una manifestación pacífica, se concentraron en el palacio municipal con palos y piedras para hacer frente a cualquier agresión e intento de desalojo.

Como medida de presión para resolver las demandas, los sindicalizados retuvieron todas las unidades propiedad del ayuntamiento y bloquearon los accesos que comunican al primer cuadro de la ciudad.

Un camión de basura ardió luego que trabajadores le encendieron fuego

Acciones injustificadas: alcaldesa

En conferencia de prensa, la presidenta municipal, Vilma Martínez Cortés, informó que las acciones que tomó una fracción de los trabajadores sindicalizados del ayuntamiento de Tehuantepec son infundadas, pues como gobierno municipal han cumplido parte de demanda.

Aseguró que cumplió con los pagos de los 207 trabajadores reconocidos y dados de alta ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje.

Aceptó que se presiona para que el municipio reconozca a 48 trabajadores y un segundo bloque de 44 que pretenden sindicalizarse. “El pasado miércoles, cuando venció el término para contestar, dimos respuesta a las dos demandas, expusimos a la junta de conciliación y arbitraje cuál es situación real de los trabajadores”, expresó Martínez Cortés.

Abundó que, debido a que la toma de nota que ostenta Antonio Aquino está suspendida desde año pasado, quedó pendiente cualquier tipo de negociaciones con alguna parte de los grupos hasta que no haya una sentencia por la autoridad que pueda decir cual de las dos fracciones es reconocida con la toma de nota.

En 24 enero de 2017, a los pocos días de tomar posesión la administración municipal de Yesenia Nolasco, un grupo de trabajadores sindicalizados también liderados por Antonio Aquino tomaron el palacio y retuvieron las unidades del servicio de limpia ante un presunto despido de 18 empleados de confianza, que el entonces alcalde saliente, Donovan Rito, heredó a la administración entrante.

Horas después la policía apenas vigilaba el campo de batalla